Cinco trucos matutinos para comenzar bien el día

levantarse¿Quién no prefiere quedarse en la cama por las mañana cuando suena el despertador? Es algo que nos sucede a todos con frecuencia, y como resultado comenzamos la jornada totalmente desanimados y sin energía para emprender las actividades que tenemos por delante. De hecho, se conoce que la actitud que asumimos al despertarnos influye en la productividad de nuestra jornada y en la sensación de bienestar que experimentamos. Afortunadamente, existen algunos hábitos matutinos que pueden estimular nuestra energía, estado de ánimo y productividad.

Hábitos saludables para comenzar la jornada

1. Despiértate un poco antes de levantarte de la cama. Diversas investigaciones han demostrado que despertarse y levantarse rápidamente no es saludable para el cerebro. Durante la noche las ondas cerebrales aumentan pero también se hacen más lentas, por lo que al despertar tardan en alcanzar su nivel funcional óptimo. Es un proceso bastante rápido pero que requiere tiempo, sobre todo si quieres levantarte completamente orientado y activo. Un truco para ayudar al cerebro a activarse progresivamente es despertando un poco antes de levantarte de la cama.

2. Haz ejercicios de estiramiento al levantarte. Los músculos y articulaciones, al igual que el cerebro, necesitan reponerse lentamente al despertar. Por eso, los expertos recomiendan tras levantarte de la cama poner en práctica algunos sencillos ejercicios de calentamiento o estiramiento muscular. No solo te harán sentir con mayor energía sino que también favorecerán el flujo sanguíneo, estimularán las articulaciones y los músculos reduciendo el riesgo de sufrir lesiones a lo largo de tu jornada.

3. Bebe un vaso de agua tibia con limón. Se trata de un remedio excelente para depurar el organismo y eliminar las toxinas acumuladas. También es ideal para hidratar al cuerpo, a la vez que activa el sistema digestivo y estimula las defensas inmunitarias. Asimismo, ayuda a equilibrar los niveles de pH en sangre, limpia la piel y controla el peso. Y por si fuera poco, también es un truco perfecto para llenarte de energía y mejorar el estado de ánimo.

4. Toma una ducha. La Sociedad Española de Sueño asegura que tomar una ducha fría en la mañana contribuye a disminuir la somnolencia. De hecho, ducharte en las mañana es estupendo para tonificar e hidratar tu piel, a la vez que activa la circulación y mejora el funcionamiento del corazón. Asimismo, es una opción excelente para energizar a tu cerebro, activar los músculos y estimular tu estado de ánimo.

5. Prepara un desayuno saludable. Saltarse el desayuno o comer alimentos poco saludables es la mejor forma de tener un pésimo día. En cambio, apostar por un desayuno sano con frutas, pan integral, leche, cereales integrales y zumo natural le aporta a tu organismo los nutrientes que necesita para comenzar la jornada. Además, es una manera estupenda de obtener los antioxidantes que necesitas para combatir numerosas enfermedades.

Imagen del artículo

Cinco trucos matutinos para comenzar bien el día
  Consejos, Dietas, Ejercicio físico