"Los abdominales adelgazan": sólo un mito

Es importante tener en claro con que objetivo realizamos cada ejercicio físico. Todo entrenamiento eficiente tiene metas que alcanzar y actividades que se adecuan a esas metas. Repasemos ahora uno de los errores más comunes en los que muchas personas incurren en su intento de adelgazar.

Se trata de un mito popular que cree que para reducir las medidas de nuestro abdomen debemos ejecutar numerosas contracciones musculares en dicha zona. Sin embargo, se trata de un concepto equivocado: realizar abdominales no puede hacernos adelgazar.

Cuando intentamos bajar de peso, lo primero que muchas personas buscan es reducir sus kilos acumulados en el abdomen. Debemos entender que se trata de grasa que se acumula en la zona, y que las contracciones abdominales sólo pueden ayudarnos a fortalecer los músculos ubicados por debajo de esa capa de adiposidad.

Por ello, si se quiere lucir abdominales marcados, no tiene nada de malo ejercitarlos con contracciones, pero esto no será suficiente si tenemos grasa de más. También deberemos realizar un plan de actividad física que apunte a la pérdida de peso. Esto puede incluir ejercicios aeróbicos combinados con la ejecución de abdominales. El trabajo continuo y prolongado es una de las formas más habituales de perder tejido adiposo. No obstante, los ejercicios con sobrecarga y , en algunos casos, el trabajo anaeróbico (corto y muy intenso), son otras formas viables bajo la correcta supervisión.

Por supuesto, también será necesario cuidar nuestro consumo de grasa a la hora de alimentarnos. Por más que nos pasemos el día ejecutando abdominales, de nada servirá si no lo acompañamos de una correcta nutrición.

Podría decirse que «definir» los abdominales son el punto más específico de un plan, que debe incluir previamente la pérdida de grasa. Al fin y al cabo, el ejercicio planificado y la dieta son siempre los mejores recursos.

Imagen del artículo

"Los abdominales adelgazan": sólo un mito
  Consejos, Dietas, Ejercicio físico, Perder peso