¿Las pulseras de actividad realmente ayudan a adelgazar?

pulsera-de-actividadLas pulseras de actividad han ganado muchísimos adeptos en los últimos años gracias a su promesa de ayudar a adelgazar. De hecho, actualmente la mayoría de los corredores lleva una cada vez que sale a correr. Sin embargo, lo cierto es que recientes investigaciones apuntan a que en realidad esas pulseras no ayudan a adelgazar e incluso, en algunos casos pueden ser las responsables de que el peso corporal aumente.

El efecto de las pulseras de actividad visto desde la ciencia

Una investigación publicada en la revista The Lancet Diabetes & Endocrinology, realizada en cerca de 800 singapurenses de entre 21 y 65 años, ha encontrado que usar pulseras de actividad no ayuda a perder peso. Para llegar a estos resultados los científicos formaron cuatro grupos: el primero era el grupo de control al cual no se le dio el dispositivo, el segundo se le dio una pulsera de actividad para monitorizar su actividad y al tercero y cuarto se les dio una pulsera, además de una recompensa económica que debía destinarse a la caridad.

Durante los primeros seis meses todos los grupos, excepto el primero, debían caminar una determinada cantidad de pasos para recibir el incentivo económico. Como promedio, el segundo grupo recorría 8.550 pasos diarios, el tercero 11.010 pasos y el cuarto grupo 9.280 pasos. La actividad física aumentó en 16 minutos semanales, aunque la pulsera no propició que los voluntarios adelgazaran.

Lo más interesante ocurrió seis meses después, cuando los voluntarios podían elegir seguir usando la pulsera, pero sin la recompensa económica. Alrededor del 40% de los participantes abandonó el estudio y solo un 10% continuó hasta el final.

Sin embargo, este no es el único resultado de este tipo. Otro estudio esta vez realizado por la Universidad de Pittsburgh, asegura que las pulseras de actividad no solo no ayudan a adelgazar, sino que pueden ser las responsables indirectas de que algunas personas aumenten de peso.

En esta investigación se trabajó con 471 voluntarios que durante seis meses lograron reducir unos 8 kilos de su peso corporal. En este momento se formaron dos grupos, uno que continuó la dieta y plan de ejercicio sin la ayuda de la pulsera y otro grupo que siguió el mismo entrenamiento pero usando la pulsera. Al cabo de dos años, los investigadores evidenciaron que quienes no usaron la pulsera habían perdido unos 6 kilos, mientras que los que la usaron habían ganado una media de 3 kilos.

Imagen del artículo

¿Las pulseras de actividad realmente ayudan a adelgazar?
  Consejos, Ejercicio físico, Estudios, Noticias