Las deformidades en los pies más usuales y sus causas

Las deformidades en los pies más usuales y sus causasLos pies son los encargados de proporcionarle apoyo a nuestro cuerpo así como de mantenernos en movimiento continuo y brindar equilibrio y estabilidad al caminar. Sin embargo, desde edades tempranas debemos cuidarnos de las sobrecargas mal equilibradas que se apoyan sobre los pies y atender con especial cuidado las anomalías fisiológicas congénitas que pueden aparecer. Son estas las dos causas fundamentales que producen lo que conocemos como deformaciones en los pies.

Estas deformaciones ocurren sobre todo durante los primeros años de vida en los cuales los pies se encuentran en formación, siendo una estructura muy flexible que no ha desarrollado aún la fuerza necesaria para sostener al resto del cuerpo. De tal manera, cualquier tensión anormal que ejerza una sobrecarga sobre los pies de forma indebida será mal tolerada por este órgano provocando deformaciones en su estructura.

Entre las deformaciones más comunes se encuentra el metatarsus adductus que consiste en una afección estructural donde el pie se gira hacia adentro. También es común que se produzcan las deformaciones de pies zambos, en las cuales el pie se deforma hacia dentro de manera invertida y en forma de arco.

Es usual encontrar también, sobre todo luego de los tres años de edad, las deformaciones del pie plano, en el cual el arco longitudinal de la planta del pie está hundido, de manera que casi toda la planta se apoya sobre el suelo. Según los especialistas esta deformación se debe a una hiperlaxitud de los ligamentos del pie y a una disminución del tono muscular en la zona, lo que provoca la configuración que mantiene el pie.

Por lo general, estas deformaciones son de fácil tratamiento en edades tempranas debido esencialmente a la flexibilidad que aún presentan los pies. Basta con la fisioterapia o con el empleo de yesos por un tiempo determinado para que la mayoría de los casos mejore con el tiempo.

  Consejos, Estudios, Medicina