Las causas del dolor en el pecho y cómo distinguirlas

Las causas del dolor en el pecho y cómo distinguirlasEl dolor en el pecho es un problema más común de lo que podríamos pensar. Se suele experimentar en la zona izquierda o en ambas partes del pecho, entre el cuello y el abdomen inferior. Muchos temen que se trate de ataque al corazón y, de hecho, esta es una de las causas del dolor en el pecho pero no es la única y ni siquiera es la más usual.

En la base del dolor en el pecho puede haber un problema que afecta los órganos ubicados en esta área, como el corazón, los pulmones o el esófago. Por eso a veces la sensación de dolor también puede estar causada por dificultades en el sistema digestivo.

De hecho, a menudo las causas del dolor en el pecho no son graves. Por ejemplo, la bronquitis y la neumonía provocan molestias en esta zona y esta empeora cuando se respira profundamente o se tose. Estos mismos síntomas también se aprecian en los casos de pleuresía, la inflamación de la membrana que rodea los pulmones. No obstante, también hay otros problemas que pueden afectar los pulmones como la embolia pulmonar y el neumotórax.

El diagnóstico diferencial puede ayudarnos a distinguir cuando se trata de una angina de pecho o un infarto al miocardio, problemas que se producen cuando no se obtiene un adecuado flujo de sangre y oxígeno al corazón. En estos casos se percibe una especie de presión que tiende a aplastar. Además, normalmente el dolor se irradia hacia el brazo y el hombro.

Al contrario, el dolor torácico no cardiaco también puede deberse a la laceración de la pared de la aorta, la arteria que lleva sangre desde el corazón a través del cuerpo. Todo esto causa un dolor repentino y agudo que también afecta a la espalda superior.

En el caso de la pericarditis, una inflamación de la membrana que rodea el corazón, el dolor también es agudo pero se localiza en el centro del pecho.

Entre los problemas del sistema digestivo que pueden causar dolor de pecho (como  los espasmos del esófago, la acidez estomacal y el reflujo gastroesofágico), normalmente estos empeoran después de las comidas.

Obviamente, cuando el dolor es intenso, lo recomendable es consultar a un médico inmediatamente porque se podría tratar de una cuestión de vida o muerte.

  Consejos, Medicina