La sadorexia: Sus síntomas

sadorexiaLos desórdenes alimentarios atacan cada vez a más personas y adoptan formas siempre más diversas; uno de los trastornos de más reciente aparición es la Sadorexia, más conocida como la “dieta del dolor”.

Extrañamente este trastorno se está difundiendo fundamentalmente a través de Internet donde las personas que lo padecen se contactan para intercambiar trucos, hacer competencias de pérdida de peso o para informarse sobre las últimas dietas (que siempre resultan dañinas para la salud). La problemática afecta fundamentalmente a las personas jóvenes y a aquellos que ya han presentado una tendencia anoréxica en el pasado

El término Sadorexia hace referencia a la unión de la palabra sadomasoquismo y anorexia, considerándose como un desorden alimentario de segunda generación. Como ya puede presuponerse los síntomas de la sadorexia son muy variados incluyendo los comportamientos clásicos de las personas con anorexia, bulimia y ortorexia. Además, estas personas emplean métodos para perder peso que se sustentan en el dolor (ya sea físico o mental) que eliminan el apetito y provocan una pérdida de peso considerable, rápida y permanente.

Lo peor de la sadorexia, tal y como sucede en la anorexia, es que las personas no aprecian la pérdida de peso porque presentan una alteración en la imagen corporal y continúan percibiéndose como obesas, aunque obviamente no lo son. Esto las compulsa a querer perder aún más peso corporal, hasta el punto de poner en riesgo sus vidas.

Dentro del mismo grupo de las personas con la sadorexia existen diversas subclasificaciones: las “wanabe” son quienes apenas han iniciado a dar sus pasos en este mundo, las “porcelanas” son quienes rinden culto a la delgadez más extrema mientras que las “extreme” son las personas que harían absolutamente cualquier cosa con tal de perder peso, incluyendo la autolesión si fuese necesaria.

Las personas que padecen la sadorexia usualmente presentan una baja autoestima, tienen tendencia a la depresión y en muchas ocasiones viven en familias disfuncionales donde la comunicación con los padres es prácticamente inexistente.

  Consejos, Perder peso, Salud y belleza