La dieta mediterránea es saludable para el cerebro

La dieta mediterránea es saludable para el cerebro“Somos lo que comemos”. Esta es una de las filosofías básicas de los nutricionistas y en sentido general, de todos los especialistas que se preocupan por analizar los efectos de la dieta humana. En este sentido, un estudio recientemente publicado en la revista Archives of Neurology señala que mantener una dieta mediterránea podría ser más saludable para nuestro organismo y en especial para el cerebro.

Este tipo de dieta enfatiza sobre todo en alimentos como los vegetales, las frutas, verduras, granos integrales, legumbres y frutos secos. De manera similar, incluye el empleo de aceite de oliva en lugar de grasas animales, a la vez que desaconseja el consumo frecuente de carne roja. Así mismo, promueve el consumo de cantidades moderadas de pescado y aves, así como de vino tinto.

De esta manera, los investigadores del estudio analizaron en casi mil personas, cómo la combinación de estos alimentos incidía sobre la salud del cerebro humano. Así, los autores hallaron que las personas que presentaban una mayor adhesión a esta dieta también mostraban una mejor salud en los vasos pequeños del cerebro.

Así mismo, los participantes del estudio que mantenían una dieta mediterránea mostraron en sus cerebros una menor carga de hiperintensidades de la materia blanca en comparación con los demás participantes. Estos resultados se mantuvieron incluso después de haber evaluado otros factores como la hipertensión, los niveles de colesterol en sangre y el tabaquismo. Mantener este tipo de dieta también se asoció con un menor riesgo de padecer de síndrome metabólico, enfermedad de la arteria coronaria, así como trastornos del pensamiento, la memoria y accidentes cerebrovasculares.

De esta manera, el único componente de la dieta mediterránea que se relacionó independientemente al daño de los vasos cerebrales pequeños fue la proporción de grasa monoinsaturada frente a la saturada. No obstante, los investigadores del estudio recomiendan mantener una dieta mediterránea para ayudar a reducir el riesgo de enfermedad cerebrovascular y otras patologías cerebrales.

  Consejos, Estudios