La calabaza, una excelente opción para el invierno

Desde Peso Ideal estamos convencidos de que no podemos ser indiferentes a las estaciones del año a la hora de planificar la dieta. Y en días de bajas temperaturas, uno de los alimentos que pueden aportar salud y sabor en la mesa es la calabaza o el calabación.

La calabaza cuenta con muy pocas calorías, y no tiene grasas. Pero si es abundante en micronutrientes. Es una riquísima fuente de potasio, vitamina C y betacarotenos (esto explica su gran ayuda a nuestros ojos y a la vez su contribución a prevenir el cáncer de próstata).  Además, posee vitamina E y B1.

La calabaza también ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre, estimulando la función del páncreas. Y, debido a sus antioxidantes, es un excelente alimento para la salud del sistema inmunitario.

Sin embargo, quizás la virtud más grande de la calabaza está en su delicioso sabor. Puedes hervirla en agua o prepararla al horno. Prueba haciéndola pure, o en rodajas de calabaza al horno. Condiméntala a gusto. Puedes elegir cebolla de verdeo, o algo de ajo, o simplemente un poco de sal.

Puedes realizar un delicioso y nutritivo plato cocinando mitades de calabaza en el horno, y rellenándolas de verduras. Como toque final agrega una feta de queso magro para que se derrita sobre todos los vegetales y disfrutes de un plato lleno de vitaminas, minerales y algo de proteína.

Desde ya, puedes cocinarla en tu sopa. Todo el líquido será muy nutritivo, pues contendrá parte de los micronutrientes de la calabaza.

Desde Peso Ideal estamos convencidos de que no podemos ser indiferentes a las estaciones del año a la hora de planificar la dieta. Y en días de bajas temperaturas, uno de los alimentos que pueden aportar salud y sabor en la mesa es la calabaza o el calabación.

La calabaza cuenta con muy pocas calorías, y no tiene grasas. Pero si es abundante en micronutrientes. Es una riquísima fuente de potasio, vitamina C y betacarotenos (esto explica su gran ayuda a nuestros ojos y a la vez su contribución a prevenir el cáncer de próstata).  Además, posee vitamina E y B1.

La calabaza también ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre, estimulando la función del páncreas. Y, debido a sus antioxidantes, es un excelente alimento para la salud del sistema inmunitario.

Sin embargo, quizás la virtud más grande de la calabaza está en su delicioso sabor. Puedes hervirla en agua o prepararla al horno. Prueba haciéndola pure, o en rodajas de calabaza al horno. Condiméntala a gusto. Puedes elegir cebolla de verdeo, o algo de ajo, o simplemente un poco de sal.

Puedes realizar un delicioso y nutritivo plato cocinando mitades de calabaza en el horno, y rellenándolas de verduras. Como toque final agrega una feta de queso magro para que se derrita sobre todos los vegetales y disfrutes de un plato lleno de vitaminas, minerales y algo de proteína.

Desde ya, puedes cocinarla en tu sopa. Todo el líquido será muy nutritivo, pues contendrá parte de los micronutrientes de la calabaza.

  Consejos, Dietas, Perder peso