Ideas para cenar liviano

Algunos creen que suprimir la última comida del día es la mejor alternativa, pero no es necesario llegar a tal extremo. Basta con moderarse en la cena como parte de un plan de adelgazamiento efectivo.

Una cena, en primer lugar, debería evitar los hidratos de carbono en gran cantidad puesto que se corre el riesgo de que estos se acumulen como tejido adiposo, ya que el metabolismo se encuentra más bajo. Por supuesto, esto no es válido si nos ejercitamos por la noche.

En cuanto a las proteínas, es bueno que la cena contenga un poco, pero no debemos excedernos comiendo platos pesados en el afán de incorporar proteínas.

La cena es un momento ideal para incorporar vegetales y frutas, los cuales nos aportarán vitaminas y minerales, darán saciedad y a su vez serán una opción liviana que no nos traerá inconvenientes para dormir.

Una buena forma de incorporar vegetales y algo de proteínas en tu cena es agregando atún o trozos de pollo a tu ensalada. Esta puede contener tomate, lechuga, pepinos, zanahoria, repollo o las verduras que quieras.

También puedes buscar un queso magro y hacerte una ensalada con albahaca, tomate y algunas aceitunas negras cortadas en trozos.

El huevo es una alternativa muy saludable, y va bien con todas las verduras. Recuerda que las claras casi no poseen grasas y puedes comerlas en grandes cantidades.

Los sandwiches son una opción viable, sobre todo con rebanadas finas de pan, de modo de limitar los hidratos de carbono. LLenalos de vegetales y comelos con pollo o atún, o simplemente queso (la pechuga de pavo es otra muy buena opción).

No tienes por que dejar de cenar. Simplemente evita los excesos y escoge platos que sean livianos y a la vez saludables.

Imagen del artículo

Ideas para cenar liviano
  Consejos, Dietas, Perder peso, Peso ideal