Grasa del pan

Ya nos hemos referido anteriormente al pan como un alimento con mucha mala fama, pero que en realidad se trata de una comida que, en general, no tiene mucha grasa. En este artículo vamos a enfocarnos más específicamente en la grasa del pan.
Como hemos dicho, el pan común tiene menos de un 5% de grasa. Y por ello no hay motivo que obligue a eliminarlo por completo de la dieta. Pero, vale decirlo, no debemos aferrarnos a este dato para incluir cualquier tipo de pan en nuestra dieta.
Por ejemplo, el pan de molde tiene una composición ligeramente diferente a la del pan común, con un poco más de grasa pero un número similar de calorías. De todas maneras, la diferencia de lípidos es mínima, y se compensa con un hecho casi inevitable: al estar cortado en rodajas finas, terminamos consumiendo menos gramos de pan de molde que del común.
Sin embargo, la diferencia si puede ser importante en otros tipos de pan. En las panaderías muchas veces los panes comunes están mezclados con otros hechos a base de manteca o grasa. Estos sin duda no son nada recomendables para las dietas. Es por ello que lo mejor siempre es optar por el pan común o de molde, o siempre consultar la información nutricional del tipo de pan que queremos consumir.
Un consejo más: corta tu porción antes de sentarte en la mesa, dado que si dejas la panera frente tuyo, es muy probable que cometas un exceso que repercutirá negativamente en tu dieta, por pasarte de la cantidad de hidratos de carbono.

Imagen del artículo

Grasa del pan
  Consejos, Dietas