El tratamiento del síndrome post-polio

El tratamiento del síndrome post-polioPara identificar la existencia del síndrome post-polio los especialistas valoran esencialmente que la persona haya padecido con anterioridad la poliomielitis paralítica y que exista una clara evidencia de pérdida de neuronas motoras y signos de daño nervioso.

También será necesario comprobar que el paciente haya pasado por un período de recuperación de alrededor de 15 años y que se presente una nueva afectación muscular con una debilidad progresiva durante al menos un año.

Una vez que se ha diagnosticado el síndrome post-polio, se implementa un tratamiento dirigido a paliar sus síntomas y alteraciones. Esto quiere decir que no existe un tratamiento que elimine por completo la enfermedad sino que el mismo está dirigido a controlar los síntomas y mejorar, en la medida de lo posible, la calidad de vida de la persona.

En este sentido, algunos estudios avalan que la inmunoglobulina intravenosa es bastante eficaz para reducir el dolor y mejorar la fuerza pero esto no quiere decir que sea el tratamiento por excelencia para todos los casos.

De esta manera, como aún no existe una cura para este síndrome, por lo general los médicos recomiendan que se tomen una serie de medidas para detener la evolución de la enfermedad. Por ejemplo, siempre se recomienda la realización de ejercicios de fisioterapia y de respiración para mejorar la función muscular y la resistencia cardiopulmonar.

A la misma vez, se deben evitar las actividades que causen fatiga o dolor y que se extiendan durante más de 10 minutos, intentando además disminuir el ritmo de las actividades cotidianas que provocan cansancio muscular y agotamiento corporal. En este sentido, se debe tener presente que las actividades físicas fuertes y sostenidas  provocan un efecto contraproducente y deben ser evitadas.

Además, también resulta beneficioso incorporar al paciente a terapias de apoyo que le faciliten el cambio de estilo de vida. En este sentido los grupos de apoyo han demostrado su utilidad ya que estimulan la participación social y ayuden a la persona a enfrentar de forma positiva su enfermedad.

  Consejos, Medicamentos, Medicina