Inmunoglobulina Humana

  Principio Activo

Para qué sirve Inmunoglobulina Humana

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Contraindicaciones

No administrar en forma intravenosa. No administrar en pacientes con coagulopatías o trombocitopenia severa. Hipersensibilidad a la inmunoglobulina humana o al timerosal. Pacientes con deficiencia de IgA pueden presentar reacciones anafilácticas.

Precauciones

Los pacientes con agammaglobulinemia o hipogammaglobulinemia extrema pueden desarrollar reacción inflamatoria sistémica. Pacientes con riesgo de eventos trombóticos (insuficiencia cardíaca, edad avanzada, aterosclerosis, hiperviscosidad). Pacientes con factores predisponentes para desarrollar insuficiencia renal aguda (diabetes, mayores de 65 años, deshidratados, sepsis, paraproteinemias). Los productos que contienen sacarosa presentan mayor incidencia de disfunción renal.

Interacciones

Vacuna antipoliomielítica a virus vivo: la vacuna de poliovirus vivo no es afectada por la administración de inmunoglobulinas.
-Vacuna contra fiebre amarilla: la vacuna contra la fiebre amarilla no es afectada por la administración de inmunoglobulinas.
-Vacunas a virus vivos: la administración de inmunoglobulina humana puede interferir con la respuesta inmune a la vacuna. Se recomienda retrasar la administración de las vacunas a virus vivos (atenuados) hasta luego de 3 a 6 meses de aplicada la inmunoglobulina. Si esta última fue administrada dentro de los 10 días de aplicada la vacuna, se deberá administrar una nueva dosis de la misma luego de pasados los 3 meses de administrada la inmunoglobulina, salvo que los test serológicos indiquen respuesta adecuada de anticuerpos.

Deja un comentario