El pavo, una carne muy saludable

Uno de los principales problemas que tienen muchas de las carnes es que son muy elevadas en grasas saturadas. Las personas con marcado sobrepeso y, sobre todo, aquellas con un colesterol elevado, muchas veces deben restringir una fuente de abundantes proteínas por su alto contenido de lípidos. Para ellos, una excelente solución es optar por la carne de pavo.

Se trata de la carne más magra, ya que aporta menos de 2 gramos de grasas por cada 100. Y lo hace con un valioso aporte de proteína: 30%.

Por otro lado, al no contener glúcidos, el pavo es un alimento ideal para persona con hiperglicemia (exceso de azúcar en sangre). Además, dado su gran aporte para el crecimiento muscular, el pavo es altamente recomendable en la infancia, para el desarrollo de niños.

algunas recomendaciones para comer pavo son quitarle la piel (puesto que esta si contiene lípidos) y cocinarlo de modo que no pierda su sabor. Muchas personas lo cocinan durante tiempos excesivos, secando así una carne que, bien tratada, puede ser muy sabrosa. Además, la pechuga de pavo es una opción estupenda para reemplazar a los fiambres en un sandwich rico en proteínas y sumamente magro.

El pavo además aporta otros beneficiso extra: contiene micronutrientes muy importantes. Aquí se encuentran el hierro y las vitaminas B3 (o niacina), útil para combatir el colesterol) y B6.

A veces es bueno salir un poco de las carnes más habituales e incluir aquellas menos populares pero que cuentan con amplios beneficios nutricionales.

Imagen del artículo

El pavo, una carne muy saludable
  Consejos, Dietas, Perder peso