El insomnio infantil: Causas y consecuencias

El insomnio infantil: Causas y consecuenciasEl insomnio infantil constituye uno de los problemas más comunes durante las primeras etapas del desarrollo humano. Suele caracterizarse por la dificultad que manifiesta el niño para dormirse solo, así como en los frecuentes despertares nocturnos, en la aparición de sueños muy superficiales y en el dormir menos de las horas de sueño necesarias para la salud del pequeño.

Por lo general, las principales causas que provocan el insomnio infantil se deben a los malos hábitos de sueño infundados en la educación que le han dado sus padres. Al respecto se conoce que cerca del 70% de los bebés comienzan a dormir a partir del tercer mes de vida más de 4 horas seguidas, mientras que al cumplir 5 o 6 meses ya el 83% duerme ocho horas mantenidas. Sin embargo, para el año, cerca de un 10% de los niños no duerme aún la noche entera y esto se debe a una inadecuada estimulación por parte de sus padres.

La otra causa más frecuente del insomnio infantil es la alteración de la rutina del niño. De esta forma, las manifestaciones de los problemas del sueño pueden estar asociadas al cambio de casa, a un viaje o incluso al nacimiento de un hermano. También la práctica de ejercicios intensos antes de dormir (como gatear o caminar) ocasionarán en el bebé mayores estados de excitación por lo que no logrará dormirse plenamente.

Por otra parte, una vez que ha aparecido el insomnio infantil, es común que el niño se haya adaptado a ese mal hábito para dormirse y que por lo tanto lo mantenga por largos períodos de tiempo afectando así la armonía familiar. Es común además que el niño con esta alteración exija dormirse con sus padres de manera que puede ocasionar sensaciones de frustración y culpabilidad en ellos. También es frecuente que los niños con insomnio infantil se muestren más irritables, ansiosos e inseguros con gran dependencia hacia quien los cuida, lo cual puede provocar un fuerte desequilibrio en el hogar. Por tal razón, siempre es recomendable que ante el insomnio infantil se acuda a un especialista que valore el caso e indique las medidas más adecuadas.

  Consejos, Pediatría