Buenos hábitos para el sueño infantil

Buenos hábitos para el sueño infantilDesde que el bebé nace es indispensable crearle buenos hábitos para el sueño. Recordemos que cuando el pequeño viene al mundo no conoce absolutamente nada, por lo que aquellas costumbres que sepamos enseñarles serán las únicas que él aprenderá. De esta manera, si nos esforzamos en proporcionarle un sueño infantil adecuado, en el futuro nos lo agradecerán.

Pues bien, respecto a los buenos hábitos del sueño infantil, es indispensable que acostumbres al bebé a dormir en la noche durante el mismo horario cada día. Esto le creará una suerte de mecanismo adaptativo de forma que su organismo necesitará dormir siempre a esa hora de la noche (incluso a medida que vaya creciendo).

También será importantísimo que lo acostumbres a dormir con la luz apagada en la noche. Recuerda que ellos no conocen la diferencia entre el día y la noche, por lo tanto este hábito no le afectará. Por el contrario, al dormir en un ambiente oscuro su organismo comenzará a segregar melatonina, que es la hormona que regula el ritmo de la vigilia y el sueño, y por lo tanto logrará un sueño mucho más reparador.

En relación al sueño durante la siesta resulta muy importante identificar cual es el momento ideal para que el niño duerma. Para ello, simplemente deberás identificar cuales son los signos de cansancio que experimenta el niño y escoger siempre el horario donde los expresa para incitarlo a descansar (ya sea en la mañana o en la tarde). Además, recuerda siempre que estas también deberán tener delimitado su horario al igual que el resto de las actividades diarias como el baño o el momento de la alimentación.

Debe considerarse además las condiciones óptimas para que el niño descanse. Esto significa que la habitación debe ser fresca y bien tranquila y, siempre que sea posible, deberán incitarse pequeños hábitos que hagan conciliar el sueño como por ejemplo: dormir con un peluche o con el chupete.

  Consejos, Pediatría