El inconsciente en las dietas: Cómo una etiqueta determina la cantidad de comida que ingerimos

InconscienteNuestro inconsciente es un mecanismo poderoso que influye en nuestras decisiones pero muchas veces esta incidencia nos pasa desapercibida. En otras ocasiones la combinación de los factores del medio originan una creencia errónea  que engaña nuestra percepción. Por ejemplo, si bebemos en un vaso pequeño y ancho pensaremos que estamos consumiendo menos líquido que si bebemos en un vaso alto y fino, aunque ambos vasos tengan el mismo volumen. Así, las personas que siguen dietas para perder peso deben estar muy atentas al tamaño de su vajilla.

Ahora un curioso estudio publicado en la Journal of Consumer Research nos advierte que las etiquetas de los alimentos nos pueden engañar, haciéndonos comer mucho más de lo que pensamos sin experimentar el sentido de culpa. Los investigadores de las universidades de Michigan en los EUA y de la Koç en Estambul hallaron que las proporciones de comida inconsistentes contribuyen a que las personas no sepan qué cantidad deben consumir. En otras palabras, cuando nos encontramos ante una porción relativamente grande de alimentos y no tenemos bien claro cuál es la dosis adecuada, nos dejamos guiar por las indicaciones de las etiquetas.

Así, la etiqueta puede indicar una porción mediana (aunque realmente es una porción grande debido a que las porciones en la última década han aumentado exageradamente de tamaño) y ante la incertidumbre, mostraremos la tendencia a consumir esta ración sin dudarlo siquiera.

No obstante, un resultado aún más interesante emergió de este experimento y fue el hecho que las personas a las que se le presentaron raciones grandes etiquetadas como “pequeñas”, consumieron mucho más que aquellas personas a las que se les presentaron las mismas raciones pero con las etiqueta “grande”. Los científicos afirman que nos dejamos convencer por la información que aparece en la etiqueta, de esta forma eliminamos nuestro sentido de culpa al comer. En fin, una suerte de engaño compartido.

Por supuesto, esta tendencia se hacía aún más acuciada en las personas que no mostraban un interés particular por la nutrición. Probablemente debido al hecho que aquellos que se preocupan por mantener dietas saludables, tienen más conocimientos sobre los tamaños y las propiedades nutricionales de los alimentos. De esta forma, en la dieta, como en otras muchas áreas de la vida, manejar la información adecuada también es esencial para tomar las mejores decisiones.

  Consejos, Dietas, Perder peso, Peso ideal