El estrés prolongado causa depresión

El estrés prolongado causa depresiónAnte una situación específica de estrés es común que se incremente la actividad cardiaca, que la respiración se vuelva más agitada, que la boca se reseque y que aparezca una sudoración continua en las manos. Sin embargo, cuando el estrés es mantenido suele afectar el adecuado funcionamiento de nuestro sistema inmune apareciendo así algunas enfermedades como el infarto cardiovascular o cerebrovascular, trastornos digestivos o incluso algunas afecciones en la piel. Al respecto, se ha conocido además que el estrés prolongado puede desembocar también en una depresión.

Científicos de la Universidadde Washington en Estado Unidos dieron a conocer recientemente en la revista Nature el mecanismo molecular que explica la relación entre una situación de estrés prolongado y la aparición de un trastorno depresivo. Al decir de los científicos, se trata de un péptido llamado hormona liberadora de corticotropina que se sintetiza en el cerebro estresado y que altera la liberación de dopamina en el núcleo accumbens (región cerebral relacionada con el placer, la recompensa, la motivación y el comportamiento social).

De esta manera, en situaciones normales cuando algo nos resulta motivador, se libera la corticotropina y esta se une a un receptor cerebral que desencadena la liberación de dopamina y nos hace sentir bien.

Por el contrario, cuando estamos sometidos a un estrés mantenido este mecanismo falla, la dopamina se deja de liberar y todo lo que nos rodea deja de resultarnos interesante. Así, pasamos de un estrés prolongado a una depresión crónica.

Al respecto, también se han conocido recientemente los resultados de un estudio presentado en el XXI European Collage of Neuropsychopharmacology en Barcelona sobre cómo el estrés afecta la formación de nuevas células nerviosas en el cerebro.

Así, se desveló que largos períodos de estrés suelen inhibir la neurogénesis adulta (la capacidad de las células nerviosas del cerebro de reproducirse) en la zona cerebral del hipocampo relacionada con las emociones, la memoria y el aprendizaje. De esta manera, se afectarían no solo las emociones de la persona estresada sino además su memoria y capacidad de aprendizaje.

  Consejos, Estudios, Noticias