El edema: ¿Qué es?

EdemaProbablemente habrás escuchado en más de una ocasión hacer referencia a la palabra “edema” pero no sabes exactamente a qué se refiere. Pues bien, el edema no es sino la acumulación excesiva de líquidos en las células o en los espacios que existen entre estas. Normalmente se encuentra en una parte específica del cuerpo pero en ocasiones, en los casos más graves, puede abarcar todo el organismo o una gran parte de este.

Los síntomas más comunes

Además de la característica inflamación, cuando hay un edema, el tejido circundante suele adquirir una tonalidad más pálida de lo habitual. No obstante, el primer síntoma que aparece suele ser el dolor, después le sigue la hinchazón y, por último, el hematoma.

Los diferentes tipos de edemas

La acumulación de líquidos puede ocurrir por diversos motivos, por ejemplo, casi siempre existe un problema de circulación en la base, sobre todo cuando se aprecia en las piernas. No obstante, en otras ocasiones puede desarrollarse como consecuencia de un trauma, que provoca la salida de los líquidos de los vasos.

Otras veces el edema es un síntoma de una patología, como la obesidad o la insuficiencia renal o hepática. Sin embargo, no siempre hay un problema de base, en ocasiones la acumulación de líquidos se puede apreciar en las personas que deben estar de pie durante mucho tiempo.

De hecho, existen diferentes tipos de edema: nutricional, cardiaco, inflamatorio, nefrítico, pulmonar y el angioedema. Como su nombre lo indica, el edema cardiaco tiene en su base una insuficiencia que provoca problemas en la circulación y afecta fundamentalmente las extremidades inferiores puesto que son las más alejadas del corazón. Por otra parte, el edema inflamatorio se manifiesta solo en casos de inflamación aguda.

El edema pulmonar ocurre cuando se forma líquido en exceso en los pulmones, poniendo en riesgo todo el sistema respiratorio y la vida. El angioedema casi siempre está provocado por una alergia y se caracteriza porque toda la zona se inflama con mucha rapidez. En el caso del edema nefrítico, este suele manifestarse en aproximadamente el 90% de los casos en que la persona padece el síndrome nefrítico, una inflamación de carácter autoinmune o infeccioso.

Finalmente, el edema nutricional se produce cuando la dieta no es equilibrada y la persona no consume suficientes proteínas.

Imagen del artículo

El edema: ¿Qué es?
  Consejos, Enfermedades