El dolor de cabeza y el sexo: Las relaciones ocultas

dolor de cabezaEl dolor de cabeza ha sido una de las excusas más famosas de todos los tiempos para evadir las relaciones sexuales. Sin embargo, estudios científicos recientes han puesto los puntos sobre las íes y desmienten el hecho de que el sexo empeore el dolor de cabeza.

Relaciones sexuales para aliviar la migraña

Un equipo de neurólogos de la Universidad de Münster, en Alemania, ha descubierto que el sexo en realidad puede provocar un alivio casi total de las crisis producidas por algunos tipos de migrañas. De hecho, el estudio encontró que más de la mitad de las personas con migraña lograron una mejoría completa luego de tener sexo durante una crisis. En otras palabras: 1 de cada 5 pacientes migrañosos reporta una mejoría total de los síntomas luego de practicar relaciones sexuales.

Según refiere la investigación, que fue publicada en la revista Cephalalgia, tener sexo incluso puede ser mucho más efectivo que el tratamiento farmacológico para aliviar la migraña. ¿Cómo es posible?

La explicación a este fenómeno es muy sencilla: durante el acto sexual se libera una mayor cantidad de endorfinas, unas hormonas que actúan como si fuesen unos analgésicos naturales en nuestro cuerpo. A través de su acción directa sobre el sistema nervioso central, se encargan de aliviar las molestias provocadas por la migraña.

¿Puede el sexo provocar dolor de cabeza?

No obstante, es probable que las personas que experimenten cefaleas preorgásmicas y orgásmicas continúen pensando que el sexo está indisolublemente asociado con el dolor de cabeza. No obstante, según la Sociedad Española de Neurología, el acto sexual por sí mismo en muy raras ocasiones provoca dolor de cabeza, solo ocurre cuando existe un factor desencadenante de base como el estrés, la tensión muscular o los cambios bruscos de temperatura.

Sin embargo, en esas ocasiones en que la persona experimenta dolor de cabeza durante o inmediatamente después de la relación sexual, este suele ser pasajero y casi nunca se extiende más allá de 3 horas, por lo general dura tan solo unos minutos y el dolor suele ser muy ligero.

Imagen del artículo

El dolor de cabeza y el sexo: Las relaciones ocultas
  Consejos, Estudios