3 estudios asombrosos sobre los efectos del cigarrillo en el cerebro

cerebroLos efectos nocivos del cigarrillo para nuestra salud no son un secreto, en especial para nuestros pulmones, las arterias y la piel. Sin embargo, lo que muchos desconocen es que el cigarrillo también provoca severos daños a nivel cerebral, los cuales pueden afectar nuestra conducta, inteligencia e incluso la capacidad para responder de manera más eficiente ante los estímulos que se nos presentan en nuestro día a día.

Cambios cerebrales provocados por el hábito de fumar

Los científicos se han dado a la tarea de estudiar los efectos del cigarrillo a nivel cerebral y han arribado a conclusiones realmente impresionantes. Por ejemplo, investigadores de la Universidad de Humboldt, en Alemania, hallaron que los fumadores sufren un adelgazamiento visible de la corteza orbitofrontal, una zona que está relacionada con la toma de decisiones, la recompensa y el control de los impulsos.

El estudio en cuestión fue publicado en la revista Biological Psychiatry y asevera que la cantidad de cigarrillos, la frecuencia de consumo y el tiempo que lleven las personas fumando son indicadores esenciales para evaluar el adelgazamiento de la corteza orbitofrontal. Esto significa que en el caso de los fumadores crónicos se aprecia un efecto acumulativo sobre el cerebro que, a la larga, podría afectar su inteligencia y acelerar el ritmo de envejecimiento cerebral.

Resultados similares obtuvieron otros investigadores de la Universidad de California, en Los Ángeles, solo que esta vez analizaron los efectos del cigarrillo en el desarrollo cerebral de los jóvenes. Después de examinar los historiales de un grupo de jóvenes fumadores y su desarrollo cerebral, hallaron un ligero adelgazamiento en la ínsula, una parte de la corteza cerebral que se relaciona con los sentimientos y la toma de decisiones.

Sin embargo, lo más alarmante aún estaba por llegar: se apreció que cuántos más cigarrillos fumaban los jóvenes, más delgado era el grosor de esta zona de la corteza cerebral. Además, un aspecto curioso radicó en el hecho de que estos cambios estructurales en el cerebro no solo se encontraron en los jóvenes que fumaban desde hacía mucho tiempo, sino también en los que llevaban muy poco tiempo con el hábito.

Otro grupo de investigadores, esta vez de la Universidad de Bonn, ha revelado los datos de otro estudio según el cual, fumar durante mucho tiempo afecta las células nerviosas y la composición química de nuestro cerebro, provocando daños neuronales.

En esta investigación, los fumadores presentaron concentraciones significativamente bajas de varios aminoácidos que normalmente se encuentran en la corteza cingulada anterior y que se relacionan con el procesamiento del dolor, el placer y la conducta adictiva. Sin embargo, en esta ocasión los resultados fueron un poco más optimistas pues se comprobó que cuando las personas abandonaban el cigarrillo durante algún tiempo, podían recuperar las funciones cerebrales perdidas.

Imagen del artículo

3 estudios asombrosos sobre los efectos del cigarrillo en el cerebro
  Consejos, Estudios