El desayuno: ¿Cómo comenzar bien el día?

desayunoEl desayuno es la comida más importante del día, algo que todos sabemos pero que a menudo olvidamos debido a las prisas cotidianas. De hecho, la imagen más usual es ver a alguien que toma una taza de café rápidamente o se come un cruasán mientras va de camino al trabajo.

En realidad, la peor forma de comenzar el día es hacerlo con prisas y sin desayunar adecuadamente. De esta manera estás fomentando el estrés desde primera hora de la mañana y no te recargas con la energía que necesitas para enfrentar la jornada.

No obstante, si estáis dispuestos a cambiar esta rutina, he aquí algunos consejos que os ayudarán. El cambio se nota, primero en tu estado de ánimo, luego en tu nivel de productividad y, por último, en tu peso corporal.

1. Desayuna a diario. Al inicio te costará un poco acostumbrarte pero una vez que crees el hábito, será algo espontáneo y tu propio cuerpo comenzará a pedírtelo. Investigadores del National Wieght Control Registry de Estados Unidos analizaron a 5.000 personas que perdieron 15 kilos durante el periodo de un año y descubrieron que el 78% de ellas hicieron un cambio radical en su alimentación: comenzaron a desayunar a diario.

2. Desayuna temprano. Intenta comer apenas te levantes, no dejes pasar una hora hasta que llegues a la oficina. De esta forma tu metabolismo comenzará a funcionar adecuadamente y no se verá obligado a consumir tus reservas de energía. Los fines de semana se recomienda que no retrases el desayuno más allá de dos horas.

3. Desayuna saludable. Cualquier cosa no vale, incluso en el desayuno hay límites. Lo ideal es que planifiques un desayuno equilibrado y saludable, donde no haya productos de difícil digestión que te hagan sentir pesado durante toda la mañana. Elige alimentos ricos en fibra, frutas que aceleren tu metabolismo, como la papaya, y proteínas que no tengan demasiada grasa, como pueden ser unas claras de huevo o un jamón de pavo.

Por último, pero no menos importante, levántate algunos minutos antes para que puedas desayunar con calma y disfrutar los primeros momentos del día.

Imagen del artículo

El desayuno: ¿Cómo comenzar bien el día?