El consumo de alcohol y los refrescos light: Una mala combinación

El consumo de alcohol y los refrescos light: Una mala combinaciónEl consumo de alcohol, sobre todo en grandes cantidades, es altamente perjudicial para la salud humana. No obstante, vale aclarar que pequeñas dosis de alcohol pueden ser positivas para el organismo pero si estas proporciones sobrepasan el límite de absorción del cuerpo, comienzan a aparecer diversos efectos negativos para nuestra salud física y psicológica.

Cada persona tiene su propio límite de absorción. Es por eso que hay quienes pueden beber más alcohol que otros sin llegar a un estado de ebriedad. No obstante, la absorción depende de otros factores, como por ejemplo, tener lleno o vacío el estómago. De hecho, se conoce que la tasa de alcoholemia será mucho más baja si el estómago se encuentra lleno.

Ahora investigadores de la Universidad de Kentucky del Norte han publicado un interesantísimo estudio en la revista Alcoholism: Clinical and Experimental Research. Según esta investigación, el consumo de alcohol combinado con bebidas light aumenta considerablemente la tasa de alcoholemia.

Esto se debe al hecho de que las bebidas que contienen azúcar suelen retrasar el vaciado del estómago y, por lo tanto, ralentizan la absorción del alcohol en la sangre. De esta manera, cuando se consume alcohol mezclado con bebidas light o bajas en calorías (o sea con edulcorantes artificiales) la concentración de alcohol en el aliento es mayor que si se mezcla con refrescos azucarados.

Al respecto, los especialistas alertan que hay que prestar especial atención no sólo a la cantidad de alcohol que se consume sino además a la forma en que se hace.

Así mismo, afirman que las mujeres son las más proclives a mostrar los mayores índices de alcoholemia pues, además de tener un límite de absorción más bajo que el de los hombres, también tienen una costumbre profundamente enraizada de mezclar bebidas bajas en calorías con ron, whisky, vodka y ginebra.

  Consejos