El colesterol de los huevos: ¿Motivo de preocupación?

huevo fritoPodemos comerlos en el desayuno o en la cena, fritos, revueltos, hervidos, en tortilla o escalfados. De hecho, el huevo es un añadido brillante a cualquier comida. Sin embargo, en los últimos tiempos se han demonizado, por lo que hay personas que prácticamente los han eliminado de su dieta, pensando que son una fuente poco saludable de colesterol. ¿Es cierto?

Ante todo, es importante saber que un huevo contiene aproximadamente 186 miligramos de colesterol. Las últimas directrices dietéticas oficiales recomienda consumir menos de 300 mg al día de colesterol que, dicho sea de paso, también se encuentra en la carne roja, la carne de ave y los productos lácteos. Esa es la razón por la cual, muchos médicos comenzaron a recomendar que no comiésemos más de dos huevos a la semana.

Sin embargo, muchos nutricionistas han dado un paso atrás y ahora están preocupados porque las personas han eliminado el colesterol de la dieta. De hecho, hay investigaciones que demuestran que el colesterol dietético, es decir, el que proviene de los alimentos que ingerimos, en realidad no tiene un gran efecto sobre los niveles de colesterol total en sangre, a no ser que exageremos.

¿Qué significa todo esto?

En primer lugar, que el huevo es un alimento saludable que podemos incluir en nuestra dieta sin ningún temor, aunque siempre comiéndolo con moderación y como parte de una dieta balanceada.

En segundo lugar, que el colesterol es necesario para que nuestro organismo funcione adecuadamente. Se trata de una molécula compleja que se ha asociado con el riesgo cardiovascular, debido a que contribuye a la formación de ateromas en los vasos y arterias. Sin embargo, también es la materia prima a partir de la cual se forman  hormonas esteroideas como la testosterona y los estrógenos.

Además, disminuye la fluidez de la membrana celular, confiriéndole más solidez. De otra forma, muchas de las funciones celulares se verían seriamente afectadas. Como colofón, debes saber que el colesterol es imprescindible para la digestión, la formación de vitamina D, el metabolismo del calcio y la formación de las sales biliares.

Imagen del artículo

El colesterol de los huevos: ¿Motivo de preocupación?
  Consejos, Dietas