El alcohol también impide ganar musculatura

Es ampliamente difundido que las bebidas alcohólicas son perjudiciales para las dietas. Habitualmente se argumenta que están llenas de calorías vacías, por lo que es una muy mala opción si buscamos bajar de peso.

Sin embargo, ese no es el único problema que hay con las bebidas alcohólicas. Si se busca además de perder grasa mejorar la musculatura, el acohol será un doble enemigo.

Ocurre que esta sustancia interfiere en un mecanismo metabólico que es fundamental para la síntesis de proteínas. Y cabe recordar que las proteínas son los macro nutrientes encargados de la construcción muscular.

Es por ello que si nos pasamos una tarde entrenando con pesas y en la cena tomamos unos cuantos vasos de vino o cerveza, no habremos sacado provecho del trabajo con sobre carga.

Resulta notable ver como, a pesar de que están muy claros los perjuicios del alcohol, este sigue siendo el punto en el que muchas personas flaquean para perder peso.

Algunas personas pueden ser sumamente juiciosas con el entrenamiento, y llevan al mismo tiempo una alimentación que parece impecable. Sin embargo, consumiendo alcohol tiran por la borda gran parte de su esfuerzo.

Para llegar al peso buscado y al musculatura deseada, la alimentación es fundamental. Y esta incluye las bebidas que consumamos, pues de ella pueden provenir importantes aportes nutritivos o calorías que impidan alcanzar los objetivos.

Imagen del artículo

El alcohol también impide ganar musculatura
  Consejos, Sin categoría