¿Dormir la siesta engorda?

Cada día aparecen nuevos estudios que confirman los beneficios de dormir una siesta, por más breve que sea. Y, de la mano de estos, también se desmiente un mito que estuvo arraigado entre muchas personas: “dormir la siesta engorda”.
Las distintas investigaciones realizadas han hecho hincapié en el hecho de que acostarse por unos 30 a 45 minutos (o incluso menos) a mitad del día, ayuda a recuperarse más fácilmente, sobre todo de aquellas actividades que son muy estresantes.
Al mismo tiempo, no hay datos científicos que indiquen que dormir la siesta engorda. Desde luego, si luego de comer en exceso nos tiramos a la cama durante 4 horas, no caben dudas de que nuestro metabolismo bajará. Pero si te acuestas media hora, no estarás haciendo nada que baje más tu metabolismo que sentarte en el sillón a mirar una película o tomarte un café.
Si eres de esas personas que se siente renovada con una siesta a mitad de jornada, puedes hacerlo sin culpa. Una vez que te levantes, tendrás más vitalidad y energía para desarrollar las actividades de la jornada de modo más eficiente.
Y considera que si practicas actividad física por la tarde, una siesta te ayudará a disminuir el cansancio de cara a tu actividad vespertina. Si, por el contrario, acostumbras a entrenar por la mañana, puede que necesites un descanso luego de un trabajo agotador, para mantenerte con energía durante el resto del día.
Un consejo: busca un lugar tranquilo para dormir la siesta, de modo que puedas relajarte más rápidamente. Muchas veces no se dispone de mucho tiempo en este horario, por lo cual es necesario saber aprovecharlo.

Imagen del artículo

¿Dormir la siesta engorda?
  Consejos, Perder peso, Salud y belleza