Cuida consumir suficiente zinc

El zinc es uno de los minerales que no deben faltar en nuestra alimentación, ya que cumple importantes funciones en nuestro cuerpo.

Las principales fuentes de zinc son las carnes, los alimentos del mar, los frutos secos, las legumbres, los lácteos y algunos productos fortificados, como cereales. Entre estos alimentos, debemos decir que el cuerpo absorbe mejor el zinc en alimentos de origen animal que en los de origen vegetal.

El zinc es importante para nuestro organismo, entre otros motivos, por ser uno de los principales antioxidantes naturales. Este mineral forma parte de la enzima antioxidante superoxidodismutasa.

Además, el zinc interviene en la síntesis de proteínas, por lo cual su consumo es fundamental para mantener la formación de la masa muscular.

También cumple funciones importantes en el sistema inmunológico, en el aparato reproductor, en la formación de los huesos y en la absorción de la vitamina A.

Como si fuera poco, el consumo adecuado de zinc también ayuda a vencer el estrés y a la cicatrización de heridas.

En cuanto a las dosis diara requerida, esta irá de los 2 a los 11 mg, según la edad de la persona. En líneas generales, un hombre adulto debe consumir 11mg diarios, mientras que una mujer necesita 8 mg de zinc por día. No obstante, se debe contemplar un número mayor durante la lactancia (12-13 mg/día) y el embarazo (11-12).

Vale decir que estos niveles no son para nada difíciles de alcanzar con una alimentación balanceada.

Entre los principales síntomas de la deficiencia de zinc se encuentran la fatiga pronunciada, la caída del cabello, problemas del sistema inmunológico, deficiencias en la próstata, diarrea, acné, pérdida de apetito, del gusto y del olfato, manchas blancas en las uñas e incluso infertilidad.

Como vemos, no debemos descuidar consumir las cantidades adecuadas de zinc. Si bien no es común que haya deficiencia de este mineral, puede ser muy peligroso incurrir en una.

Imagen del artículo

Cuida consumir suficiente zinc
  Consejos, Dietas, Salud y belleza