Consecuencias del consumo de alcohol para la dieta

AlcoholYa sabemos que el consumo de alcohol puede ser perjudicial para la salud, sobre todo si se ingiere en grandes cantidades. Además, debido a la enorme cantidad de calorías que nos puede aportar sólo un trago de bebidas como el whisky o el ron, es mejor prescindir de ellas.

Y es que en ocasiones particulares como las fiestas, usualmente se habla de los atracones y los excesos alimenticios pero nunca nos referimos a los excesos con el alcohol, como si las consecuencias del consumo de alcohol para la dieta no fuesen nefastas.

Vale aclarar que la tolerancia al alcohol es diversa en cada persona y esto depende esencialmente de la capacidad enzimática del hígado aunque casi siempre, como regla general, las mujeres son más sensibles al alcohol que los hombres. El hígado puede procesar unos 7,5 gramos de alcohol puro en una hora, todo aquello que no es metabolizado pasa al torrente sanguíneo, lo cual, sumado a su acción diurética, provoca la intoxicación alcohólica.

Pero… ¿cómo se relaciona el alcohol y los alimentos?

Por ejemplo, cuando el alcohol se mezcla con los alimentos ricos en carbohidratos, puede provocar un descenso del nivel de azúcar en sangre demasiado brusco que termina en hipoglicemia mientras que cuando se conjuga sistemáticamente con el consumo de las grasas, se puede apreciar un aumento de los triglicéridos.

Cuando consumimos alcohol de manera continuada nos exponemos a enfrentar deficiencias vitamínicas, fundamentalmente del grupo B, como la B1 y la B6 y las vitaminas A y D.

En relación con las dietas para perder peso, es importante vigilar estrechamente el consumo de alcohol. Las calorías de una bebida dependerán esencialmente del grado de alcohol. Debe saberse que el alcohol puro aporta unas 7 kilocalorías por gramo pero esta energía es totalmente vacía ya que no proporciona ningún tipo de nutrientes ni se recicla en los músculos.

El consumo moderado de alcohol (fundamentalmente a través del vino y la cerveza) puede ayudar a prevenir algunas enfermedades relacionadas con la circulación pero un consumo excesivo puede llegar a ser fatal. Debe puntualizarse que podemos consumir entre 10 ó 30 gramos de alcohol diario, lo que sería el equivalente a una cerveza, un vaso de vino o un trago de aquellas bebidas con más contenido de alcohol.

  Consejos, Dietas, Salud y belleza