¿Cómo repartir la ingesta de carbohidratos a lo largo del día?

CarbohidratosLos carbohidratos son una fuente de energía para nuestro organismo. Por esta razón los mismos no deben eliminarse de las dietas sino modular su consumo a lo largo del día. Los carbohidratos son convertidos en glucosa, una especie de carburante que utilizan las células de nuestro organismo, especialmente las neuronas. Dentro de las tres formas principales de adquirir la glucosa se encuentra la ingesta de proteínas y de grasas, estas últimas son las que nos aportan más energía pero a la misma vez poseen más efectos dañinos para nuestro organismo. De esta forma, los carbohidratos son una de las formas más sanas de adquirir energía.

La pasta, el pan, las legumbres y el arroz son los principales alimentos que contienen los carbohidratos complejos y muchas personas las eliminan de la dieta con el pretexto de que engordan. Realmente esto es un error ya que la alimentación adecuadamente balanceada no nos debe hacer ganar peso.

Así, en el desayuno se recomienda una ración rica en carbohidratos complejos como el pan, las galletas o los cereales. Estos alimentos nos permiten reponer las reservas de glucosa que han disminuido sus niveles después del ayuno nocturno. A la misma vez, es bastante probable que la energía que hemos adquirido en el desayuno, sea consumada a lo largo de todo el día por lo que estos carbohidratos no nos harán engordar.

En el almuerzo es aconsejable incluir el arroz, las pastas o el cuscús, las legumbres o las patatas (aunque también podemos escoger entre la yuca y el maíz) y quizás una rebanada de pan para los que no pueden cenar sin el mismo. Por supuesto, en este punto se necesita balancear los carbohidratos, intentando no exagerar en su consumo.

En la cena podemos seguir las mismas instrucciones que en el almuerzo pero consumir una cantidad mucho menor ya que probablemente mucha de la energía que consumamos, no será reutilizada por nuestro cuerpo hasta el próximo día.

  Consejos, Dietas, Peso ideal, Salud y belleza