Comer verduras para proteger al páncreas

Comer verduras para proteger al páncreasComer verduras es una práctica alimenticia muy sana que le ofrece numerosos beneficios a nuestro organismo. En este sentido, se conoce que las verduras son ricas en minerales, vitaminas, antioxidantes, así como en fotoquímicos y fibras que ayudan al funcionamiento adecuado del cuerpo.

También se sabe que el consumo de verduras disminuye los niveles de colesterol en sangre y reduce el riesgo de desarrollar ateroesclerosis, algunos tipos de cánceres y las enfermedades cardiovasculares. A la vez, minimiza el riesgo de sobrepeso y obesidad, uno de los principales problemas a los cuales nos enfrentamos en la actualidad.

Un reciente estudio realizado enla Universidadde Karolinska en Estocolmo afirma que el consumo de verduras podría resultar muy efectivo para evitar las complicaciones del páncreas. Para arribar a estos resultados los investigadores examinaron a unos 80.000 adultos suecos durante un periodo de once años. Fundamentalmente, se centraron en sus hábitos alimenticios.

Al cabo de ese tiempo, 320 participantes desarrollaron una pancreatitis aguda. Así los investigadores encontraron que el consumo de verduras era un elemento importante para prevenir el riesgo de sufrir una pancreatitis pues los participantes que más verduras consumían eran los que menos riesgo tenían de desarrollar la enfermedad.

Específicamente, se evidenció que comer cuatro porciones de verduras al día disminuye el riesgo de desarrollar pancreatitis aguda en un 44%. Sin embargo, todo parece indicar que el consumo cotidiano de frutas no tiene el mismo efecto benéfico. Los especialistas consideran que esta diferencia se puede deber a los antioxidantes contenidos en las verduras mientras que la fructosa que se encuentra en las frutas podría entorpecer la acción de los antioxidantes.

En este punto las recomendaciones de los especialistas son muy claras: consumir menos carne y apostar más por las verduras, sobre todo si tienes una predisposición a desarrollar la pancreatitis aguda.

  Consejos, Estudios