Cítricos en la dieta

Incorporar cítricos en la dieta es un hábito muy saludable que debiera ser parte de la alimentación de todas las personas. Muchos nutricionistas recomiendan consumir un cítrico diario, además de otras frutas. Sin dudas, sus beneficios no son pocos.

Los cítricos se caracterizan por una textura particular y un sabor ácido. Suelen consumirse en zumos, como condimentos, de postre o en bebidas deportivas inclusive. Estas frutas tienen una cantidad múltiple de vitaminas y minerales. Es un error pensar que consumir naranja es solamente una fuente de vitamina C. Lejos de esto, aporta gran cantidad de los demás micronutrientes, incluyendo flavonoides y prebióticos. Lo mismo puede decirse de la lima, el limón, el pomelo (rosado y blanco) o las mandarinas.

Como vez, no es necesario que bebas cada día un zumo de naranja. Tienes varias opciones, como alternar zumos, fruta entera, en el desayuno o como postre. Puedes usar el limón por ejemplo para condimentar comidas. Y también puedes preparar una rica bebida deportiva que contenga el jugo de un limón exprimido para tomar luego de tu entrenamiento.

Si vas a optar por beber el zumo de un cítrico, recuerda que es necesario que lo consumas inmediatamente después de sacar el jugo de la fruta, ya que las vitaminas no sobreviven mucho una vez que exprimimos el cítrico.

No es necesario que la pases consumiendo complejos vitamínico minerales. El consumo apropiado de frutas y verduras a diario será suficiente para cumplir las necesidades de micronutrientes. Y, desde luego, debes incluir cítricos.

Imagen del artículo

Cítricos en la dieta
  Consejos, Dietas, Salud y belleza