Beber poca agua: Un hábito relacionado a la diabetes

Beber poca agua: Un hábito relacionado a la diabetesSegún un estudio realizado por en Instituto Francés de Investigación INSERM, beber poca agua pudiera estar muy relacionado con el aumento de los niveles de glucosa en sangre y con un riesgo mayor de padecer de diabetes.

La investigación fue realizada en 3.615 adultos de origen francés con edades comprendidas entre los 30 y los 65 años que tenían niveles de glucosa normales al inicio del estudio. Así, de la totalidad de los participantes cerca del 19% destacó que bebían menos de medio litro de agua diario, mientras que el resto manifestó consumir un litro o más de agua al día.

De esta manera, en los 9 años siguientes del estudio, 565 de los participantes mostraron niveles anormales de azúcar en sangre, mientras que 202 desarrollaron diabetes tipo 2. Al analizar estos resultados los investigadores hallaron que los participantes que bebían menos de medio litro de agua diario eran un 28% más propensos a manifestar un aumento de glucosa en sangre en comparación con las personas que consumían más agua diariamente.

Al respecto, los especialistas explican que este fenómeno pudiera estar condicionado por la activación de la hormona vasopresina o antidiurética que es la encargada de regular la retención de líquido en el organismo, pero que también se relaciona con elevados niveles de glucosa en sangre.

De esta forma, al consumir poca agua se activa la hormona antidiurética para conservar al agua retenida en los riñones y de igual manera aumentan los niveles de glucosa en sangre.

Estos resultados también se podrían explicar por el hecho de que normalmente las personas que consumen poco agua optan por las bebidas azucaradas para equilibrar el nivel de hidratación del organismo, por lo cual los niveles de azúcar en sangre tienden a elevarse.

Sin embargo, aunque estos resultados apuntan a explicaciones bastante consistentes entre los niveles de azúcar en sangre y el beber poca agua, los especialistas recomiendan realizar otros estudios que avalen estadísticamente estos resultados. Mientras tanto la recomendación es evidente: beber al menos un litro de agua al día.

  Consejos, Enfermedades, Estudios