Apostar por una depilación púbica segura en el verano

Depilación íntimaEn los últimos años, la depilación púbica es una tendencia que se ha puesto de moda tanto entre los hombres como en las mujeres. En la época de verano, un mayor número de personas acuden a los centros de depilación especializados pues todos quieren lucir espléndidos en sus trajes de baño. Sin embargo, lo que muchas personas que apuestan por la depilación desconocen es que, aunque parezca una práctica muy higiénica, en realidad encierra numerosos riesgos para la salud.

Los riesgos de la depilación púbica

Un estudio publicado en la British Medical Journal encontró que las personas que se depilan el pubis tienen un riesgo mayor de sufrir infecciones cutáneas como por ejemplo, el molusco contagioso, un tipo de infección que se transmite por vía sexual. De hecho, los dermatólogos advierten que un pubis rasurado tiene mayores probabilidades de contagiarse con enfermedades de transmisión sexual.

En práctica, cuando retiramos el vello del pubis, ya sea con cera, crema o cuchilla de afeitar, la piel de la zona se afecta produciéndose pequeñas lesiones que suelen ser imperceptibles a simple vista. Estas pequeñas heridas son una puerta abierta a las infecciones por microorganismos como pueden ser el herpes, los hongos, el papiloma, las verrugas genitales e incluso, la sífilis. El riesgo aumenta si ambos miembros de la pareja están depilados pues a través del simple contacto entre ambas superficies íntimas se puede transmitir cualquier tipo de infección.

Además, la depilación púbica suele producir irritaciones en la piel que pueden desencadenar en dermatitis o quemaduras, en caso de que la depilación se realice con láser. También se puede presentar una falta de sensibilidad en la zona íntima o un engrosamiento y cambio en la coloración o el aspecto de la piel.

Cinco consejos para una depilación púbica segura

  1. Apuesta por la depilación de la ingle y los laterales y, solo rebaja el resto del vello púbico.
  2. Realiza una exfoliación al menos dos o tres días antes de la depilación púbica.
  3. Cambia la cera o máquina de afeitar para cada depilación.
  4. Utiliza alguna crema para proteger el área íntima luego de depilarte.
  5. Evita tomar el sol directamente en la zona íntima o someterte a una cama de bronceado al menos durante 2 o 3 días después de la depilación.

Imagen del artículo

Apostar por una depilación púbica segura en el verano
  Consejos, Enfermedades, Salud y belleza