Antioxidantes y riesgo cardiaco

Antioxidantes y riesgo cardiacoEl proceso de oxidación es una reacción química de transferencia donde pasan electrones de una sustancia a un agente oxidante. Ahora bien, en estas reacciones de oxidación es muy común que se produzcan radicales libres que por lo general suelen afectar a las células sanas del organismo. Es en este momento donde intervienen las sustancias antioxidantes para contrarrestar esta acción y proteger a las células del cuerpo.

Los antioxidantes es frecuente encontrarlos en diversos alimentos como las olivas, el arroz integral, el ajo, la coliflor, el brócoli, el jengibre, la cebolla, el perejil, el café, los cítricos, los tomates y el té. Aunque, en sentido general, podríamos decir que todas las frutas y verduras son particularmente ricas en antioxidantes.

Ahora un estudio publicado en The American Journal of Medicine asevera que el consumo frecuente de antioxidantes puede disminuir el riesgo de padecer enfermedades cardiacas.

El estudio realizado en casi 330.000 mujeres indagó sobre sus hábitos alimentarios y la aparición de complicaciones cardiacas durante los 10 años de seguimiento que duró la investigación. Así, pudieron encontrar que las mujeres con más altos niveles de antioxidantes en sus organismos poseían una reducción del 20% en el riesgo de padecer una enfermedad cardiaca al cabo de una década.

Estas mujeres consumían casi 7 porciones de frutas y verduras al día, lo que significaba 3 veces más de las 2,4 porciones que consumían las demás féminas. De esta forma, los especialistas reafirman la necesidad de mantener una dieta rica en frutas y verduras que le proporcionen a nuestro organismo los antioxidantes que necesita para su funcionamiento adecuado.

Desgraciadamente, se conoce que una buena parte de la población mundial no consume la cantidad de antioxidantes que realmente necesita. Por ejemplo, en Estados Unidos solo el 14% de la población consume diariamente las porciones adecuadas de frutas y verduras.

Imagen del artículo

Antioxidantes y riesgo cardiaco
  Consejos, Estudios