3 señales que indican que estás consumiendo demasiada fibra

FibraLa fibra es un nutriente esencial para nuestro organismo. Los estudios han demostrado que su consumo frecuente estimula la movilidad intestinal, aumenta la sensación de saciedad, retrasa el vaciamiento gástrico, reduce el tiempo de tránsito intestinal, disminuye la absorción de colesterol y previene enfermedades como el cáncer de colon. Sin embargo, comer fibra en exceso también puede ser perjudicial para nuestra salud.

Algunas investigaciones han desvelado que el consumo excesivo de fibra puede reducir la absorción y la disponibilidad de minerales y disminuir la digestibilidad. De hecho, se ha encontrado que demasiada fibra puede reducir o inhibir la actividad de las enzimas pancreáticas y alterar la digestión normal de proteínas, grasas e hidratos de carbono. He aquí, las señales de alarma que indican que estás sobrepasando los límites del consumo de fibra.

¿Cómo saber si consumes demasiada fibra?

1. Alteraciones digestivas. La flatulencia, los gases y la inflamación del vientre son síntomas que se relacionan con el consumo excesivo de fibra. Los signos aparecen como resultado de los gases que producen las bacterias que se alojan en el tracto digestivo y que son las encargadas de descomponer la fibra. Por lo general, solo se presentan durante las dos o tres primeras semanas del consumo elevado de fibra, ya que con el paso del tiempo las bacterias se adaptan a la descomposición y reducen la emisión de gases.

2. Problemas intestinales. El consumo excesivo de fibra suele provocar alteraciones intestinales. Lo más común es que cause diarreas con calambres abdominales, lo cual se debe al poco tiempo que pasan los alimentos en el tracto digestivo, una condición que incide en la formación adecuada del bolo fecal. Sin embargo, en otras ocasiones el consumo excesivo de fibra puede provocar estreñimiento ya que, como la fibra apenas contiene agua, puede obstruir el tracto digestivo.

3. Hipoglucemia. Se ha demostrado que la fibra soluble reduce los niveles de glucosa en sangre ya que disminuye la velocidad de absorción de los hidratos de carbono de los alimentos, evitando así elevaciones bruscas del nivel de glucosa en sangre después de una comida. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado, sobre todo las personas que están bajo tratamiento para regular estos niveles, ya que un consumo excesivo de fibra puede provocar una caída en picada de los niveles de azúcar en sangre.

¿Cuánta fibra es suficiente?

El consumo de fibra varía de una persona a otra, de su estilo de vida y de su edad. No obstante, el Institute of Medicine y la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética sugieren una ingesta diaria de fibra entre 26 y 38 gramos, en adultos.

Imagen del artículo

3 señales que indican que estás consumiendo demasiada fibra
  Consejos, Dietas