Rangimet G Tabletas

Para qué sirve Rangimet G Tabletas , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

RANGIMET G

TABLETAS
Antihiperglucemiante

RANBAXY MEXICO, S.A. de C.V.

Denominacion generica:

Metformina y glimepirida.

Forma farmaceutica y formulacion:

Cada tableta contiene:

Clorhidrato de metformina ………. 500 mg

Glimepirida ………………………… 1 mg

Excipiente, cbp …………………… 1 tableta

Descripción:Las tabletas de metformina y glimepirida contienen una combinación de dos medicamentos orales que disminuyen la concentración de glucosa en la sangre: glimepirida y metformina.

Metformina no está ni química ni farmacológicamente relacionado a cualquier otra clase de agentes orales antihiperglucémicos.

Indicaciones terapeuticas:

Las tabletas de metformina y glimepirida están indicadas como una terapia de segunda línea cuando la dieta, ejercicio y el tratamiento inicial con una sulfonilurea o metformina no produce un control glucémico adecuado en pacientes con diabetes tipo 2.

Farmacocinetica y farmacodinamia en humanos:

Mecanismo de acción:Las tabletas de metformina y glimepirida son una combinación de glimepirida y metformina, con mecanismos de acción complementarios, para mejorar el control glucémico en pacientes con diabetes tipo 2.

En pacientes en los que la monoterapia con glimepirida o metformina no ha producido un control glucémico adecuado, la combinación de glimepirida y metformina puede tener un efecto sinérgico, puesto que ambos agentes actúan para mejorar la intolerancia a la glucosa mediante diferentes mecanismos de acción principales. Este efecto complementario ha sido observado con metformina y otras sulfonilureas, en múltiples estudios.

El principal mecanismo de acción de glimepirida en la disminución de la glucosa sanguínea parece ser dependiente sobre la estimulación de liberación de insulina de las células ? pancreáticas funcionantes. Además, los efectos extra-pancreáticos también pueden desarrollar un papel importante en la actividad de las sulfonilureas tales como la glimepirida. Esto es apoyado tanto por estudios preclínicos como clínicos que demuestran que la administración de glimepirida puede conducir a un incremento en la sensibilidad a la insulina de los tejidos periféricos. Estos hallazgos son consistentes con los resultados de un estudio de larga duración, aleatorizado, controlado con placebo en el cuál la terapia con glimepirida mejoró las respuestas de insulina post-pandrial/péptido C y el control general glucémico sin producir incrementos clínicamente significativos en los niveles de insulina/péptido C en ayuno. Sin embargo, como con otras sulfonilureas, el mecanismo por el cuál glimepirida disminuye la glucosa sanguínea durante su administración a largo plazo no ha sido claramente establecido.

Metformina: Es un agente antihiperglucémico que mejora la tolerancia a la glucosa en pacientes con diabetes tipo 2, disminuyendo la glucosa en plasma tanto basal como post-prandial. Sus mecanismos de acción farmacológica son diferentes que los de otras clases de agentes orales antihiperglucémicos. Metformina disminuye la producción de glucosa hepática, disminuye la absorción intestinal de glucosa y mejora la sensibilidad a la insulina al incrementar la toma y utilización de glucosa periférica.

Farmacocinética:Después de la administración oral, glimepirida es completamente absorbido (100%) del tracto GI. Estudios con dosis orales únicas en sujetos normales y con dosis orales múltiples en pacientes con NIDDM han mostrado una absorción significativa de glimepirida dentro de la primera hora después de la administración y niveles pico del medicamento (Cmáx.) de 2 a 3 horas. Cuando glimepirida fue administrada con las comidas, la media de Tmáx., (tiempo para lograr la Cmáx.) se incrementó ligeramente (12%) y la media de Cmáx., y ABC (área bajo la curva) disminuyeron ligeramente (8 y 9%, respectivamente.

Glimepirida es completamente metabolizada mediante biotransformación oxidativa después de la dosificación IV u oral. Los principales metabolitos son ciclohexil hidroxi derivado metil (M1) y el derivado carboxil (M2). Se ha mostrado que el citocromo P450 II C9 está involucrado en la biotransformación de glimepirida a M1. M1 es metabolizado posteriormente a M2 por una o varias enzimas citosólicas. M1, pero no M2, posee aproximadamente 1/3 de la actividad farmacológica comparado con el compuesto padre en un modelo animal; sin embargo, no está claro si el efecto de disminución de glucosa de M1 es clínicamente significativo.

El volumen aparente de distribución (V/F) de metformina después de una única dosis oral de metformina 850 mg fue en promedio 654 ± 358 lt. Metformina se une de manera insignificante a las proteínas plasmáticas, en contraste con las sulfonilureas, las cuáles se unen en más de 90% a las proteínas. La metformina se particiona principalmente entre los eritrocitos, principalmente como una función del tiempo. A las dosis clínicas usuales y en los horarios de dosificación de metformina, las concentraciones estables en plasma de metformina se alcanzan dentro de las 24 a 48 horas y en general son < 1 µg/ml. Durante estudios clínicos controlados de metformina, los niveles plasmáticos máximos de metformina no excedieron los 5 µg/ml, incluso a las dosis máximas.

Parámetros medios elegidos (± DE) de la farmacocinética de metformina
después de dosis orales única o múltiples de metformina

Grupos de sujetos: Dosis de metforminaa (número de sujetos)

Cmáx.b
(µg/ml)

Tmáx.c
(h)

Depuración renal (ml/min)

Adultos sanos, no diabéticos: Dosis única de 500 mg (24)
Dosis única de 850 mg (74)d
19 dosis de 850 mg tres veces al díae (9)


1.03 (±0.33)
1.60 (±0.38)
2.01 (±0.42)


2.75 (±0.81)
2.64 (±0.82)
1.79 (±0.94)


600 (±132)
552 (±139)
642 (±173)

Adultos con diabetes tipo 2: Dosis única de 850 mg (23)
19 dosis de 850 mg tres veces al díae (9)


1.48 (±0.5)
1.90 (±0.62)


3.32 (±1.08)
2.01 (±1.22)


491 (±138)
550 (±160)

Adultos ancianos, sanos, no diabéticosf: Dosis única de 850 mg (12)


2.45 (±0.70)


2.71 (±1.05)


412 (±98)

Adultos con insuficiencia renal: Dosis única de 850 mg
Leve (CLcrg 61-90 ml/min) (5)
Moderada (CLcr 31-60 ml/min) (4)
Grave (CLcr 10-30 ml/min) (6)

1.86 (±0.52)
4.12 (±1.83)
3.93 (±0.92)

3.20 (±0.45)
3.75 (±0.50)
4.01 (±1.0)

384 (±122)
108 (±57)
130 (±90)

a Todas las dosis se administraron en ayunas excepto las primeras 18 dosis de los estudios de dosis múltiples.

b Concentración pico en plasma.

c Tiempo para alcanzar la concentración pico en plasma.

d Resultados combinados (media promedio) de cinco estudios: edad media de 32 años (rango de 23 a 59 años).

e Estudio cinético realizado después de la dosificación número 19, en ayunas.

f Sujetos ancianos, edad promedio de 71 años (rango de 65 a 81 años).

g CLcr = Depuración de creatinina normalizada al área superficial corporal de 1.73 m2.

Insuficiencia renal:

Glimepirida: Cuando se administró glimepirida (3 mg) a 3 grupos de pacientes con distintos niveles de depuración media de creatinina (CLcr); (grupo I, CLcr = 77.7 ml/min, n = 5), (grupo II, CLcr = 27.7 ml/min, n = 3) y (grupo III, CLcr = 9.4 ml/min, n = 7), se encontró que fue bien tolerada en los 3 grupos. Los resultados mostraron que los niveles séricos de glimepirida disminuyeron a medida que la función renal disminuyó.

Metformina: En pacientes con función renal disminuida (basándose en depuración de creatinina medida), la vida media plasmática y sanguínea de metformina se prolonga y la depuración renal disminuye en proporción a la disminución de la depuración de creatinina (ver Tabla 1 y Advertencias).

Contraindicaciones:

Las tabletas de metformina y glimepirida están contraindicadas en pacientes con:

  1. Enfermedad renal o disfunción renal (por ejemplo, sugerido por los niveles de creatinina sérica ? 1.5 mg/dl [hombres], ? 1.4 mg/dl [mujeres] o depuración de creatinina anormal) lo cual también puede resultar de condiciones tales como colapso cardiovascular (choque), infarto al miocardio agudo y septicemia.
  2. Falla cardiaca congestiva que requiera de tratamiento farmacológico.
  3. Hipersensibilidad conocida al clorhidrato de metformina o a glimepirida o a cualquiera de los excipientes de las tabletas.
  4. Acidosis metabólica aguda o crónica, incluyendo cetoacidosis diabética, con o sin coma. La cetoacidosis diabética deberá ser tratada con insulina.

Precauciones generales:

Metformina y glimepirida, deberá ser temporalmente descontinuado en pacientes que vayan a tener estudios radiológicos que involucren la administración intravascular de materiales de contraste yodados, debido a que el uso de tales productos puede resultar en una alteración aguda de la función renal.

Los pacientes deberán ser advertidos contra la ingesta en exceso de alcohol, ya sea de manera aguda o crónica, cuando estén tomando metformina y glimepirida, puesto que el alcohol potencializa los efectos de metformina (un componente de metformina y glimepirida) sobre el metabolismo del lactato.

La acidosis láctica es una emergencia médica que debe ser tratada en las instalaciones de un hospital. En un paciente con acidosis láctica, metformina y glimepirida deberá ser descontinuado inmediatamente y se deben instituir las medidas de soporte general de manera inmediata.

En pacientes obesos que cursen con insuficiencia renal hepática o hipofisiaria deberán ser monitoreados muy de cerca para evitar que se presente hipoglucemia.

En particular, el tratamiento con metformina y glimepirida para los ancianos deberá estar acompañado de un cuidadoso monitoreo de la función renal puesto que estos pacientes son más susceptibles de desarrollar acidosis láctica.

Restricciones de uso durante el embarazo y la lact

Metformina y glimepirida no debe administrarse durante el embarazo.

Las pacientes que están planeando embarazarse deberán consultar a su médico, y se recomienda que cambien a insulina durante todo el curso del embarazo y lactancia.

Debido a la potencial hipoglucemia que puede existir en infantes amamantando, se deberá tomar la decisión entre dejar de amamantar o descontinuar el uso de la droga, tomando en cuenta la importancia de la droga para la madre.

Reacciones secundarias y adversas:

Los eventos adversos, distintos a hipoglucemia, y que se consideraron que estaban posible o probablemente relacionados a la droga en estudio y que se presentaron en estudios controlados con placebo en EUA en más de 1% de los pacientes tratados con glimepirida se muestran en la siguiente tabla:

Eventos adversos que ocurrieron en ? 1%
de pacientes con glimepirida

Glimepirida

Placebo

No.

%

No.

%

Total de tratados

746

100

294

100

Mareos

13

1.7

1

0.3

Astenia

12

1.6

3

1.0

Cefalea

11

1.5

4

1.4

Náusea

8

1.1

0

0.0

Reacciones gastrointestinales: Se han reportado vómito, dolor gastrointestinal y diarrea, pero la evidencia en estudios controlados con placebo fue menor al 1%. En casos raros, puede ocurrir una elevación de los niveles de las enzimas hepáticas. En casos aislados, con sulfonilureas, incluyendo glimepirida, se ha reportado daño de la función hepática (por ejemplo, colestasis y jaundicia), al igual que hepatitis, lo cuál también puede conducir a falla hepática.

Reacciones dermatológicas: Reacciones alérgicas de la piel, por ejemplo, prurito, eritema, urticaria y morbiliforma o erupciones maculopapulares, ocurrieron en menos de 1% de los pacientes tratados. Estos pueden ser transitorios e incluso desaparecer a pesar de seguir usando glimepirida.

Reacciones hematológicas: Leucopenia, agranulocitosis, trombocitopenia, anemia hemolítica, anemia aplástica y pancitopenia han sido reportadas con sulfonilureas.

Reacciones metabólicas: Con sulfonilureas han sido reportadas reacciones de porfiria hepática y reacciones similares a las de disulfiram; sin embargo, todavía no se han reportado casos con glimepirida. Con glimepirida y con todas las demás sulfonilureas se han reportado casos de hiponatremia, más frecuentemente en pacientes que estaban tomando otros medicamentos o tenían condiciones médicas conocidas que causan hiponatremia o aumento de la liberación de la hormona antidiurética. Se ha reportado el síndrome de secreción inadecuada de hormona antidiurética (SIDAH) con ciertas sulfonilureas, y se ha sugerido que estas sulfonilureas pueden aumentar la acción periférica (antidiurética) del ADH y/o incrementar la liberación de ADH.

Otras reacciones: Pueden ocurrir cambios de la acomodación y/o de visión borrosa con el uso de glimepirida. Se cree que esto se debe a cambios en la glucosa sanguínea y puede ser más pronunciado cuando se inicia el tratamiento. Esta condición también se ha observado en pacientes diabéticos sin tratar y puede realmente ser reducida mediante tratamiento. En estudios bien controlados de glimepirida, la incidencia de visión borrosa fue para placebo, 0.7% y para glimepirida, 0.4%.

Reacciones adversas más comunes (> 5.0%)
en un estudio clínico controlado con placebo
de monoterapia de metformina*

Reacciones adversas

Monoterapia
con metformina
(% de pacientes)

Placebo
(% de pacientes)

Diarrea

53.2

11.7

Náusea/vómito

25.5

8.3

Flatulencia

12.1

5.5

Astenia

9.2

5.5

Indigestión

7.1

4.1

Malestar abdominal

6.4

4.8

Cefalea

5.7

4.8

* Reacciones que fueron más comunes en los pacientes tratados con metformina que en los que recibieron placebo.

La diarrea condujo a la descontinuación del medicamento en estudio en 6% de los pacientes tratados con metformina. Adicionalmente, las siguientes reacciones adversas fueron reportadas en ? 1.0 a ? 5.0% de los pacientes con metformina y fueron más comúnmente reportadas con metformina que con placebo: heces anormales, hipoglucemia, mialgia, disnea, desorden de las uñas, comezón, aumento en la sudoración, desorden del gusto, malestar del pecho, escalofrío, síndrome de resfriado, ruborización, palpitación.

Interacciones medicamentosas y de otro genero:

Ciertas drogas tienden a producir hiperglucemia y pueden conducir a una pérdida del control. Estas drogas incluyen a las tiazidas y otros diuréticos, corticosteroides, fenotiazinas, productos tiroideos, estrógenos, anticonceptivos orales, fenitoína, ácido nicotínico, simpaticomiméticos e isoniazida. Cuando estas drogas son administradas a un paciente que está recibiendo glimepirida, el paciente deberá ser observado cuidadosamente por pérdida de control. Cuando se suspenden estas drogas en un paciente que recibe metformina y glimepirida, el paciente deberá ser observado muy de cerca en caso de hipoglucemia.

Bloqueadores ?: La administración concomitante de propanolol (40 mg tid) y glimepirida, incrementó significativamente la Cmáx., ABC, y T½ de glimepirida en 23, 22 y 15%, respectivamente, y disminuyó la CL/f en 18%. La recuperación de M1 y M2 de la orina, sin embargo, no sufrió ningún cambio. Las respuestas farmacodinámicas a glimepirida fueron casi idénticas en sujetos sanos que recibieron propanolol y placebo. Los datos recolectados de estudios clínicos en pacientes con NIDDM no mostraron evidencia de interacciones adversas clínicamente significativas con la administración concomitante sin control de ?-bloqueadores. Sin embargo, si se usan los ?-bloqueadores, se debe tener precaución y los pacientes deberán ser advertidos acerca del potencial de hipoglucemia.

Warfarina: La administración concomitante de glimepirida (4 mg una vez al día) no alteró las características farmacocinéticas de los enantiómeros R- y S- warfarina después de la administración de una única dosis (25 mg) de warfarina racémica a sujetos sanos. No se observaron cambios en la unión a proteínas plasmáticas con warfarina. El tratamiento con glimepirida sí resultó en una disminución ligera, pero estadísticamente significativo, de la respuesta farmacodinámica a warfarina.

Inhibidores de ACE: Las respuestas de la glucosa sérica, insulina, péptido-C y glucagón plasmático a 2 mg de glimepirida no fueron afectadas por la coadministración de ramipril (un inhibidor de ACE) 5 mg una vez al día en sujetos sanos. No se reportaron síntomas hipoglucémicos. Datos recolectados de estudios clínicos en pacientes con NIDDM no mostraron evidencia clínicamente significativa de interacciones adversas con la administración concomitante sin control de los inhibidores ACE.

Miconazol: Se ha reportado una interacción potencial entre miconazol oral y agentes hipoglucémicos orales que conduce a una hipoglucemia severa. Se desconoce si esta interacción también ocurra con las preparaciones intravenosa, tópica o vaginal de miconazol. Las interacciones potenciales de glimepirida con otras drogas metabolizadas por citocromo P450 II C9 también incluyeron fenitoína, diclofenaco, ibuprofeno, naproxeno y ácido mefenámico.

Nifedipina: Un estudio de interacción medicamentosa, de una única dosis, de metformina-nifedipina en voluntarios sanos normales demostró que la co-administración de nifedipina incrementó la Cmáx., plasmática de metformina y el ABC en 20 y 9%, respectivamente, e incrementó la cantidad excretada en la orina. La Tmáx., y la vida media no resultaron afectados. Nifedipina parece mejorar la absorción de metformina. Metformina tuvo efectos mínimos sobre nifedipina.

Alteraciones en los resultados de pruebas de labor

Las sulfonilureas como la glimepridia al inicio de la terapia puede elevar en forma transitoria la creatinina, la fosfatasa alcalina y la SGOT y la SGPT.

La metformina eleva el tiempo de coagulación y disminuye la agregación plaquetaria.

En casos aislados puede presentar aumento de las enzimas hepáticas.

Precauciones en relacion con efectos de carcinogen

Estudios realizados en animales no reportaron efectos de carcinogenesis, mutagenesis, teratogenesis y fertilidad.

Dosis y via de administracion:

Vía de administración: Oral.

Las tabletas de metformina y glimepirida deben ser deglutidas completas y nunca se deben masticar o triturar.

La dosis de metformina y glimepirida debe ser individualizada con base tanto en efectividad como tolerancia y no se debe de exceder la dosis máxima recomendada de 4 mg de glimepirida/2,000 mg de metformina o 8 mg de glimepirida/2,000 mg de metformina. Metformina y glimepirida deberá ser administrado con los alimentos y deberá ser iniciado a una dosis baja, con escalación gradual de dosis como se describe más adelante, para evitar la hipoglucemia (en gran parte debida a glimepirida), para reducir los efectos GI secundarios (en gran parte debidos a metformina), y para permitir la determinación de una dosis mínima efectiva para un adecuado control de la glucosa sanguínea para cada paciente.

Durante la evaluación de la dosis, se deberá emplear un monitoreo apropiado de la glucosa sanguínea para determinar la respuesta terapéutica a metformina y glimepirida y para identificar la dosis mínima efectiva para el paciente. Por lo tanto, deberá medirse el HbA1c a intervalos de aproximadamente 3 meses para evaluar la efectividad de la terapia. El objetivo terapéutico en todos los pacientes con diabetes tipo 2 es la disminución de FPG, PPG y HbA1c a un nivel normal o tan cercano al normal como sea posible. Idealmente, la respuesta a la terapia deberá ser evaluada utilizando HbA1c (hemoglobina glucosilada), la cuál es un mejor indicador del control glucémico a largo plazo que solo la FPG.

Para pacientes que no tienen un control adecuado con glimepirida (o con otra sulfonilurea) no con metformina solas, la dosis de inicio recomendada es una tableta de metformina y glimepirida tomada dos veces al día con los alimentos de la mañana y de la tarde. Para evitar la hipoglucemia, la dosis inicial de tabletas de metformina y glimepirida no deberá exceder la dosis diaria de glimepirida o metformina que ya se ha tomado. Para aquellos pacientes que ya están recibiendo 4 mg o más de glimepirida, la dosis inicial recomendada es de una tableta de metformina y glimepirida tomada dos veces al día con los alimentos de la mañana y de la tarde. La dosis diaria deberá ser evaluada en incrementos de no más de una tableta de metformina y glimepirida hasta la dosis mínima efectiva para lograr un control adecuado de la glucosa sanguínea o hasta una dosis máxima de 4 mg/2,000 mg o 8 mg/2,000 mg/día.

Los pacientes previamente tratados con terapia de combinación de glimepirida (o con otra sulfonilurea) más metformina pueden ser cambiados a metformina y glimepirida; la dosis inicial no deberá exceder la dosis diaria de glimepirida (o la dosis equivalente de otra sulfonilurea) y metformina que se esté tomando. La decisión de cambiar a la dosis equivalente más cercana o de evaluar deberá de estar basada con juicio clínico. Los pacientes deberán ser monitoreados muy de cerca por signos o síntomas de hipoglucemia después de dicho cambio y la dosis de metformina y glimepirida deberá ser evaluada como se describió anteriormente para lograr un adecuado control de la glucosa sanguínea.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACION O INGESTA ACCIDENTAL:

Glimepirida: La sobre dosificación con sulfonilureas, incluyendo glimepirida, puede producir hipoglucemia. Los síntomas ligeros de hipoglucemia sin la pérdida de conciencia o de síntomas neurológicos deberán ser tratados agresivamente con glucosa oral y ajustes en la dosificación del medicamento y/o de los patrones de alimentación. El monitoreo cercano deberá de continuarse hasta que el médico esté seguro de que el paciente se encuentra fuera de peligro. Las reacciones severas de hipoglucemia con coma, ataques u otros daños neurológicos constituyen emergencias médicas que requieren de la hospitalización inmediata. Si se diagnostica o se sospecha de coma hipoglucémico, el paciente deberá de ser administrado una inyección rápida intravenosa de una solución de glucosa concentrada (50%). Esto deberá estar seguido de una infusión continua de una solución de glucosa más diluida (10%) a una velocidad que mantendrá la glucosa sanguínea a un nivel por encima de 100 mg/dl. Los pacientes deberán ser monitoreados muy de cerca durante un mínimo de 24 a 48 horas, debido a que la hipoglucemia puede recurrir después de la aparente recuperación clínica.

Metformina: Se ha presentado sobredosis con clorhidrato de metformina, incluyendo la ingestión de cantidades mayores a 50 g. Se reportó hipoglucemia en aproximadamente 10% de los casos, pero no se ha establecido una asociación causal con clorhidrato de metformina. La acidosis láctica ha sido reportada en aproximadamente 32% de los casos de sobredosis con metformina. Metformina es dializable con una depuración de hasta 170 ml/min bajo buenas condiciones hemodinámicas. Por lo tanto, la hemodiálisis puede ser útil para la eliminación de la acumulación del medicamento en pacientes en quienes se sospecha una sobredosis con metformina.

Presentaciones:

Caja con 32 tabletas.

Recomendaciones sobre almacenamiento:

Consérvese a temperatura ambiente a no más 25°C y en lugar seco.

Leyendas de proteccion:

Literatura exclusiva para médicos. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños.

Laboratorio y direccion:

Hecho en India por:
Ranbaxy Laboratories Limited
B-2, Marcaim Industrial Estate
Ponda, Goa 403 404
India
Para mayor información: RANBAXY MEXICO, S.A. de C.V.
Av. Paseo de las Palmas 239-103
Colonia Lomas de Chapultepec
11000 México, D.F.

:

Reg. Núm. 651M2005, SSA IV
LEAR-05330060012103/R2005/IPPA
Definiciones médicas / Glosario
  1. URTICARIA, Existen múltiples causas de la urticaria, pero la erupción se caracteriza siempre por ronchas rojas pruriginosas.
  Medicamentos