OLANZAPINA

Para qué sirve OLANZAPINA, efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Prospecto y para qué sirve OLANZAPINA

FARMACOLOGIA

     OLANZAPINA

 

La información farmacológica contenida en esta revisión está concebida como un suplemento y no como un substituto del conocimiento, experiencia, habilidades y juicio del médico para el tratamiento de su paciente. La ausencia de información o advertencias para un fármaco específico o para una combinación de fármacos no debe ser interpretada como indicativa de que el fármaco o su combinación es segura, apropiada o efectiva para todo paciente.

INTRODUCCIÓN

Olanzapina es un agente psicotrópico.

CLASIFICACIÓN(1)

Pertenece a los antipsicóticos, es una tienobenzodiacepina.

FARMACOCINÉTICA(1,2)

Olanzapina se absorbe bien y alcanza concentraciones pico en aproximadamente 6 horas después de su administración oral. Se elimina ampliamente mediante el metabolismo de primer paso, con aproximadamente un 40% de la dosis metabolizada antes de alcanzar la circulación sistémica. La comida no afecta la tasa o la extensión de la absorción de olanzapina.

Olanzapina exhibe una farmacocinética lineal sobre el rango de dosificación clínica. Su vida media fluctúa entre 21 y 54 horas (percentiles 5 a 95; promedio de 30 horas), y el aclaramiento plasmático aparente está entre 12 y 47 L/h (percentiles 5 a 95; promedio de 25 L/h).

La administración de olanzapina una vez al día lleva a estados estables de concentración en aproximadamente una semana, es decir, casi el doble de las concentraciones después de las dosis únicas. Las concentraciones plasmáticas, vida media, y aclaramiento de olanzapina varían entre los individuos según su estatus de fumador, género y edad.

Olanzapina se distribuye ampliamente en todo el cuerpo, con un volumen de distribución de aproximadamente 1000 L. Se liga en un 93% a las proteínas plasmáticas sobre un rango de concentración de 7-1100 ng/mL, ligándose primariamente a la albúmina y a la ⓫-ácido glicoproteína.

Después de una dosis de olanzapina, el 7% de la dosis se recupera sin alteración en la orina, indicando que olanzapina es sometida a un metabolismo elevado. Aproximadamente el 57% y el 30% de la dosis se recupera en la orina y en las heces, respectivamente. En el plasma, olanzapina presenta un 12% de biodisponibilidad, indicando una exposición significativa de los metabolitos. Después de dosis múltiples, los principales metabolitos circulantes son 10-N-glucurónido y 4´-N-desmetil olanzapina. Ambos metabolitos carecen de actividad farmacológica.

La glucuronidación directa y la oxidación mediada por citocromo P450 (CYP) son las vías metabólicas primarias de olanzapina. Los estudios in vitro sugieren que CYPsIA2 y 2D6 y el sistema mono-oxigenasa con flavina están involucrados en la oxidación de olanzapina. La oxidación mediada por CYP2D6 parece ser una vía metabólica menor in vivo, porque el aclaramiento de olanzapina no está reducido en los sujetos con deficiencia de esta enzima.

No existe relación entre la insuficiencia renal y la farmacocinética de olanzapina, puesto que olanzapina se metaboliza casi totalmente antes de su excreción y solo el 7% del fármaco se excreta sin alteración. Olanzapina no puede removerse mediante diálisis.

Aunque se piensa que la insuficiencia hepática podría reducir el aclaramiento de olanzapina, un estudio sobre el efecto de la insuficiencia hepática, realizado en pacientes con clasificación de Childs Pugh A y B secundaria a cirrosis, indicó que el impacto sobre la farmacocinética de olanzapina es muy pequeño.

En pacientes > 65 años, la vida media de eliminación es 1,5 veces superior a la de los pacientes ≤ 65 años.

El aclaramiento de olanzapina es 30% menor en mujeres que en hombres, pero no se requieren ajustes de dosis.

El aclaramiento es un 40% mayor en fumadores que en no fumadores, pero no se recomienda ajustar las dosis de rutina.

FARMACODINAMIA(1,2)

Olanzapina es un antagonista monoaminérgico selectivo con alta afinidad para ligarse a los siguientes receptores: serotonina 5HT2A/2C, dopamina D1-4, muscarínicos M1-5, histamina H1 y adrenérgicos ⓫. Se une en forma débil a los receptores GABAA, BZD y βadrenérgicos.

El mecanismo de acción de olanzapina es desconocido, así como de otras drogas eficaces en la esquizofrenia. Sin embargo, se ha propuesto que la eficacia de este fármaco en la esquizofrenia está mediada a través de una combinación del antagonismo de la dopamina y serotonina tipo 5HT2. De la misma manera, tampoco se conoce el mecanismo de acción de olanzapina en el tratamiento de los episodios de manía agudos asociados al Desorden Bipolar I.

El antagonismo en los receptores diferentes a los de dopamina y 5HT2 con similares afinidades de receptor explica algunos de los otros efectos terapéuticos y colaterales de olanzapina. El antagonismo con los receptores muscarínicos M1-5 explica sus efectos anticolinérgicos. El antagonismo de los receptores de histamina explica la somnolencia observada con olanzapina. El antagonismo de los receptores ⓵ explica la hipotensión ortostática observada con este fármaco.

INDICACIONES(1)

  • Esquizofrenia
  • Desorden afectivo bipolar
  • Manía bipolar: Tratamiento a corto plazo de los episodios agudos de manía asociados con Desorden Bipolar I.

SITUACIONES ESPECIALES(1)

Categoría C para su uso en el embarazo. Olanzapina atraviesa la barrera placentaria. En los estudios de laboratorio se han evidenciado reabsorciones tempranas de los embriones y un mayor número de fetos no viables. Además, hay una prolongación de la gestación. De siete mujeres que recibieron olanzapina durante el embarazo, dos no tuvieron problemas con el parto y sus hijos fueron normales, una tuvo una muerte neonatal por un defecto cardiovascular, tres se sometieron a abortos terapéuticos y una tuvo un aborto espontáneo.

Se desconoce el efecto de olanzapina durante la labor y el parto en humanos.

Las pacientes que están bajo tratamiento con olanzapina no deben dar de lactar, pues se desconoce si olanzapina se excreta o no por la leche materna.

No se han establecido la seguridad y la efectividad en los pacientes pediátricos.

En los estudios realizados en ratones se observó un incremento en la incidencia de hemangiomas y hemangiosarcomas hepáticos, y adenomas y adenocarcinomas de glándula mamaria. Además, olanzapina eleva la prolactina sérica, por lo que se debe evitar su administración a los pacientes con antecedentes de neoplasia mamaria mediada por prolactina.

No existe evidencia de mutagenicidad.(2)

No existen alteraciones en la fertilidad, aunque se ha observado retraso en la ovulación.

ABUSO DEL FÁRMACO Y DEPENDENCIA

Olanzapina no es una sustancia controlada.

DEPENDENCIA FÍSICA Y PSICOLÓGICA

En varios estudios prospectivos (en animales) para evaluar el abuso de olanzapina y el potencial de dependencia, olanzapina demostró tener efectos depresivos agudos sobre el sistema nervioso central, pero no se advirtió un potencial para abuso físico o psicológico.

No existen estudios formales al respecto en seres humanos; sin embargo, debe evaluarse cuidadosamente en busca de antecedentes de abuso de fármacos, y estos pacientes debe ser observados de cerca en busca de signos de abuso o mal uso de olanzapina (por ejemplo, desarrollo de tolerancia, incremento de la dosis, conducta de búsqueda del fármaco).

CONTRAINDICACIONES(1,2)

Olanzapina está contraindicada en los pacientes con hipersensibilidad conocida a olanzapina.

EFECTOS SECUNDARIOS(1,2)

  • Generales: astenia, dolor de los dientes, dolor dorso lumbar, dolor precordial, fiebre, lesiones accidentales, síntomas similares a los de la gripe, intento de suicidio. Con menos frecuencia: distensión abdominal, escalofrío, edema facial, malestar, moniliasis, dolor cervical, rigidez cervical, dolor pélvico, reacción fotosensible, efecto de resaca, muerte súbita.
  • Órganos de los Sentidos: ambliopía, conjuntivitis. Con menor frecuencia: trastornos de la acomodación, blefaritis, catarata, lesión corneal, hipoacusia, diplopía, ojos secos, otalgia, hemorragia ocular, inflamación ocular, dolor ocular, trastornos de los músculos oculares, disgeusia, tinitus. Raro: glaucoma, queratoconjuntivitis, hipopigmentación macular, miosis, midriasis, depósitos pigmentarios en el cristalino.
  • Piel y faneras: diaforesis. Poco frecuentes: alopecia, dermatitis de contracto, piel seca, eczema, rash maculopapular, prurito, seborrea, úlceras, rash vesiculobulloso. Muy raro: hirsutismo, rash pustular, decoloración de la piel, urticaria.
  • Sistema Cardiovascular: hipertensión, hipotensión postural, taquicardia. Con menos frecuencia: bradicardia, accidente cerebrovascular, insuficiencia cardiaca congestiva, paro cardiaco, hemorragia, migraña, palidez, vasodilatación, extrasístoles ventriculares, arteritis, fibrilación atrial, embolia pulmonar.
  • Sistema Endócrino: con poca frecuencia: diabetes mellitus, acidosis diabética, gota.
  • Sistema Gastrointestinal: aumento del apetito, dispepsia, estreñimiento, náusea, sed, sequedad de la mucosa oral, sialorrea, vómito. Con menor frecuencia: disfagia, eructos, impactación fecal, incontinencia fecal, flatulencia, gastritis, gastroenteritis, gingivitis, hepatitis, melenas, ulceraciones bucales, moniliasis oral, abscesos periodontales, proctorragia, estomatitis, edema lingual, caries, estomatitis aftosa, enteritis, úlcera esofágica, esofagitis, glositis, íleo, obstrucción intestinal, depósito graso en el hígado, decoloración lingual.
  • Sistema Hemático y Linfático: equimosis, leucopenia. Con menor frecuencia: cianosis, leucocitosis, linfadenopatía, trombofilia, trombocitopenia, anemia normocítica.
  • Sistema Musculoesquelético: dolor en las extremidades, artralgia, rigidez articular, tics. Con menor frecuencia: artritis, artrosis, bursitis, calambres, miastenia, dolor óseo, miopatía, osteoporosis, artritis reumatoidea.
  • Sistema Nervioso Central/Psiquiátrico: acatisia, disbasia, disminución de la libido, euforia, hipertonía, insomnio, labilidad emocional, mareo, parestesia, reacciones esquizofrénicas, somnolencia, sueños anormales, tremor. Síntomas y signos extrapiramidales: parkinsonismo, acatisia, eventos distónicos, discinecia. Con menor frecuencia: abuso del alcohol, amnesia, reacción antisocial, ataxia, estimulación del SNC, rigidez en rueda dentada, coma, delirio, despersonalización, disartria, parálisis facial, hiperestesia, hipocinesia, hipotonía, incoordinación, aumento de la libido, síntomas obsesivos-compulsivos, fobias, somatización, abuso de estimulantes, estupor, tartamudeo, discinesia tardía, abuso del tabaco, vértigo, síndrome de retirada, acinesia, parestesia periocular, encefalopatía, neuralgia, neuropatía, nistagmus, parálisis, hemorragia subaracnoidea.
  • Sistema Respiratorio: disnea, faringitis, rinitis, tos. Poco frecuentes: apnea, neumonía por aspiración, asma, atelectasia, epistaxis, hemoptisis, hiperventilación, laringitis, neumonía, disfonía, hipo, hipoventilación, hipoxia, edema pulmonar, estridor.
  • Sistema Urogenital: amenorrea, hematuria, metrorragia, vaginitis. Menos frecuentes: alteraciones de la eyaculación, cistitis, disuria, galactorrea femenina, glucosuria, hipermenorrea, hipomenorrea, impotencia, incontinencia urinaria, infecciones del tracto urinario, mastalgia, menorragia, piuria, poliuria, retención urinaria, síndrome premenstrual. Raro: albuminuria, ginecomastia, mastitis, oliguria, urgencia urinaria.
  • Trastornos Metabólicos y Nutricionales: aumento de peso, edema periférico. Con menor frecuencia: acidosis, incremento de la fosfatasa alcalina, bilirrubinemia, deshidratación, hipercolesterolemia, hiperglicemia, hiperlipemia, hiperuricemia, hipoglicemia, hipocalemia, hiponatremia, edema de miembros inferiores, edema de miembros superiores, intoxicación por agua, gota, hipercalemia, hipernatremia, hipoproteinemia, cetosis.
  • Alteraciones en las pruebas de laboratorio: incrementos asintomáticos de SGPT, SGOT y GGT; incremento de la prolactina sérica con eosinofilia asintomática y un aumento en la CPK.
  • Alteraciones en el ECG: incremento de 2,4 latidos por minuto, en relación con los cambios ortostáticos inducidos por olanzapina.

PRECAUCIONES(1)

SÍNDROME NEUROLÉPTICO MALIGNO (SNM)

Se ha reportado un complejo sintomático potencialmente fatal, conocido como Síndrome Neuroléptico Maligno, en asociación con la administración de drogas antipsicóticas, inclusive con olanzapina. Las manifestaciones clínicas de este síndrome son hiperpirexia, rigidez muscular, alteración del estado mental y evidencia de inestabilidad autonómica (pulso o presión arterial irregulares, taquicardia, diaforesis y disrritmia cardiaca). Otros signos incluyen elevación de la creatin fosfocinasa, mioglobinuria (rabdomiolisis) y falla renal aguda.

La evaluación diagnóstica de los pacientes con este síndrome es complicada. Al llegar al diagnóstico, es importante excluir los casos donde la presentación clínica incluye tanto enfermedad médica seria (por ejemplo, neumonía, infección sistémica, etc.) y signos y síntomas extrapiramidales no tratados o tratados inadecuadamente. Otras consideraciones importantes en el diagnóstico diferencial incluyen toxicidad anticolinérgica central, golpe de calor, fiebre farmacológica, y patología primaria del sistema nervioso central.

El manejo del síndrome neuroléptico maligno incluye:

  • Interrupción inmediata de los fármacos antipsicóticos y otras drogas no esenciales en la terapia que transcurre.
  • Tratamiento sintomático intensivo y monitoreo médico.
  • Tratamiento de cualquier problema médico serio concomitante.

Si el paciente requiere tratamiento antipsicótico después de recuperarse del síndrome neuroléptico maligno, se debe considerar cuidadosamente la reintroducción potencial a una terapia farmacológica. El paciente necesita monitoreo cuidadoso, puesto que es posible que haya recurrencias de este síndrome.

DISCINESIA TARDÍA

En los pacientes tratados con fármacos antipsicóticos puede presentarse un síndrome potencialmente irreversible, involuntario, con movimientos discinéticos.

El riesgo de desarrollar discinesia tardía y la probabilidad de que sea irreversible se incrementa con la duración del tratamiento y las dosis acumulada total de los fármacos antipsicóticos. Sin embargo, el síndrome puede desarrollarse, aunque es menos común, después de tratamientos relativamente cortos con dosis bajas.

No se conoce al momento un tratamiento para casos establecidos de discinesia tardía, aunque el síndrome remite, parcial o completamente, si se suspende el tratamiento antipsicótico. El tratamiento antipsicótico, por sí mismo, sin embargo, suprime (aunque sea parcialmente) los signos y síntomas del síndrome y, por tanto, enmascara un proceso subyacente.

Olanzapina debe administrarse de manera que pueda prevenirse o minimizarse la discinesia tardía.

El tratamiento antipsicótico crónico debe reservarse a los pacientes:

  1. Que sufren una enfermedad crónica con una respuesta adecuada a los fármacos antipsicóticos.
  2. Que no tienen acceso a un tratamiento alternativo, igualmente efectivo, pero menos lesivo.

En los pacientes que requieren tratamiento crónico, se debe buscar la menor dosis con la menor duración del tratamiento para producir una respuesta clínica satisfactoria. Se debe evaluar periódicamente la posibilidad de mantener el tratamiento por más tiempo.

PRECAUCIONES GENERALES

  • Hipotensión ortostática: inducida por olanzapina, asociada con mareo, taquicardia, y, en algunos pacientes, síncope, especialmente al iniciar el periodo de titulación de la dosis, reflejando probablemente sus propiedades antagonistas ⓫-adrenérgicas. El riesgo de hipotensión ortostática y síncope se minimizan iniciando la terapia con 5 mg cada día.
  • Administrar con precaución en los pacientes con antecedentes de enfermedad cardiovascular (historia de infarto de miocardio o isquemia, insuficiencia cardiaca, trastornos de la conducción), enfermedad cerebrovascular, y condiciones que predispongan a los pacientes a hipotensión (deshidratación, hipovolemia y tratamiento con medicamentos antihipertensivos).
  • Convulsiones: se debe administrar olanzapina con precaución en los pacientes con antecedentes de convulsiones o que posean condiciones que puedan disminuir el umbral para presentar convulsiones, como por ejemplo la demencia por Alzheimer. Las condiciones que disminuyen el umbral de convulsiones son más prevalentes en los pacientes mayores de 65 años.
  • Hiperprolactinemia: así como otros fármacos que antagonizan los receptores dopaminérgicos D2, olanzapina eleva los niveles de prolactina, y persiste una moderada elevación durante el tratamiento crónico. Los experimentos con cultivos tisulares indican que aproximadamente un tercio de los cánceres de mama en humanos son dependientes de prolactina in vitro, un factor de gran importancia si se contempla la prescripción de este fármaco a pacientes con antecedentes de cáncer de mama dependiente de prolactina.
  • Elevaciones de transaminasas: en varios estudios se ha observado un incremento en las transaminasas, especialmente SGPT. Debe administrarse con precaución en los pacientes portadores de insuficiencia hepática, o con condiciones preexistentes asociadas a una reserva funcional hepática limitada, y en los pacientes que están en tratamiento con fármacos potencialmente hepatotóxicos. Se recomienda evaluar las transaminasas periódicamente en los pacientes con enfermedad hepática importante.
  • Alteraciones cognitivas y motoras: el principal efecto adverso que se ha reportado es somnolencia, la cual ocurre en el 26% de los pacientes que reciben olanzapina, pero la intensidad está relacionada con la dosis administrada. Olanzapina inhabilita la capacidad de juicio, el pensamiento y las habilidades motoras, por lo tanto los pacientes que reciben olanzapina no deben operar maquinaria, incluyendo automóviles.
  • Regulación de la temperatura corporal: Los agentes antipsicóticos pueden alterar la capacidad para regular la temperatura corporal. Se debe advertir a los pacientes que olanzapina favorecerá el incremento de la temperatura cuando realicen ejercicio vigoroso, se expongan a calor extremo, reciban medicación concomitante con actividad anticolinérgica, o presenten deshidratación.
  • Disfagia: Se ha asociado a los fármacos antipsicóticos con alteración de la motilidad esofágica y aspiración. En dos estudios se comprobó que dos pacientes con enfermedad de Alzheimer fallecieron por neumonía por aspiración; uno de estos pacientes refirió disfagia antes de presentar la neumonía por aspiración. Puesto que la neumonía por aspiración es una de las causas más frecuentes de morbilidad y mortalidad en los pacientes portadores de enfermedad de Alzheimer, olanzapina y otros fármacos antipsicóticos deben administrarse con precaución a estos pacientes.
  • Suicidio: La posibilidad de un intento de suicidio es inherente a la esquizofrenia y los trastornos bipolares, por lo que estos pacientes deben ser vigilados estrechamente, especialmente durante la terapia farmacológica. Olanzapina debe administrarse en bajas dosis, para reducir el riesgo de una sobredosis.
  • Se debe advertir al paciente de los efectos muscarínicos de olanzapina: estreñimiento, mucosas orales secas, taquicardia.
  • Hay que ser cautelosos con la administración de olanzapina en los pacientes portadores de hipertrofia prostática, glaucoma de ángulo estrecho, o historia de íleo paralítico.
  • Se debe investigar antecedentes de fenilcetonuria, puesto que las tabletas de olanzapina contienen fenilalanina.

INTERACCIONES(1)

  • Alcohol y fármacos de acción central.
  • Fármacos antihipertensivos: se incrementa el riesgo de hipotensión.
  • Olanzapina antagoniza los efectos de levodopa y los agonistas dopaminérgicos.
  • Omeprazol y rifampizina (inductores de las enzimas CYP1A2 y glucuronil transferasa): incrementan el aclaramiento de olanzapina.
  • Los inhibidores de CYP1A2 (por ejemplo, fluvoxamina) pueden potencialmente inhibir la eliminación de olanzapina.
  • Carbón activado (1 g): reduce la concentración plasmática máxima (Cmax) y el área bajo la curva (AUC) de olanzapina en un 60%.
  • Carbamazepina: 200 mg BID incrementan en un 50% el aclaramiento de olanzapina, porque carbamazepina es un potente inductor de la actividad de CYP1A2.
  • Fluoxetina: a dosis de 60 mg diarios incrementa en un 16% la concentración máxima de olanzapina y disminuye en un 16% el aclaramiento de olanzapina.
  • La coadministración de diazepam o etanol con olanzapina potencia la hipotensión ortostática secundaria a olanzapina.
  • Fármacos hepatotóxicos: hay un incremento asintomático de las pruebas funcionales hepáticas.(2)
  • Cigarrillos: incrementan el aclaramiento de olanzapina en un 40%.(2)

SOBREDOSIS, TOXICIDAD Y TRATAMIENTO(1)

EXPERIENCIA EN HUMANOS

En pacientes que tomaron hasta 300 mg de olanzapina, se observaron somnolencia y taquifemia, mientras que los signos vitales permanecieron dentro de los límites normales.

En otros pacientes, que tomaron dosis de hasta 1,5 g, se observaron agitación/agresividad, disartria, taquicardia, varios síntomas extrapiramidales, y alteración del nivel de conciencia. Entre los eventos médicos menos comunes que se han reportado están aspiración, paro cardiopulmonar, arritmias cardiacas (por ejemplo, taquicardia supraventricular y pausa sinusal con resolución espontánea de la arritmia), delirio, síndrome neuroléptico maligno, coma, depresión/paro respiratorio, convulsión, hipertensión e hipotensión.

MANEJO DE LA SOBREDOSIS

Considerar primero la posibilidad de una intoxicación con varios fármacos. En los casos de sobredosis aguda, se debe establecer y mantener una vía aérea permeable y asegurar una oxigenación y ventilación adecuadas, lo cual podría incluir la posibilidad de intubación. Considerar un posible lavado gástrico (luego de la intubación, si el paciente está inconciente) y la administración de carbón activado junto con un laxante. Después de una sobredosis, la posibilidad de obnubilación, convulsiones, o reacciones distónicas de la cabeza y cuello aumentan el riesgo de aspiración después de inducir la emesis. Se debe instaurar inmediatamente el monitoreo cardiovascular, el cual incluye monitoreo electrocardiográfico continuo para detectar posibles arritmias.

No existe un antídoto específico para olanzapina. Por tanto, se deben iniciar inmediatamente las medidas de soporte vital:

  • Hipotensión y colapso circulatorio: fluidos intravenosos y/o agentes simpaticomiméticos. No se debe usar epinefrina, dopamina, u otros simpaticomiméticos con actividad beta agonista, ya que la estimulación beta agrava la hipotensión.

CONSERVACIÓN

Mantener en refrigeración, con una temperatura entre 20°C y 25°C (68°F-77°F). Se debe proteger de la luz y la humedad.(1)

POSOLOGÍA(1,2)

ESQUIZOFRENIA
Dosis usual

Olanzapina se administra una vez al día, con una dosis inicial de 5 mg a 10 mg, para administrar finalmente 10 mg/día después de varios días. Si así se indica, los incrementos en la dosis deben realizarse cada semana, a una razón de 5 mg/día por semana. De igual forma, la disminución de la dosis es progresiva, a razón de 5 mg/día por semana.

La dosis eficaz para el tratamiento de la esquizofrenia varía entre 10 mg y 15 mg/día. No se ha evaluado la eficacia ni la seguridad de dosis superiores a 20 mg/día.

Poblaciones especiales

Iniciar con 5 mg/día en aquellos pacientes que tienen predisposición a las reacciones hipotensivas, que, además exhiben una combinación de factores que resulta en una disminución del metabolismo de olanzapina (por ejemplo, pacientes mujeres ≥ 65 años, no fumadoras), o que son más sensibles farmacodinámicamente a olanzapina.

Tratamiento de mantenimiento

La terapia se prolonga por aproximadamente 8 semanas, y debe ser reevaluada periódicamente para considerar la interrupción o el mantenimiento del tratamiento.

MANÍA BIPOLAR
Dosis usual

La dosis inicial es de 10 mg a 15 mg una vez al día. Los ajustes de la dosis, si están indicados, deben ocurrir con intervalos de 24 horas, a dosis de 5 mg/día cada vez.

Se ha demostrado una eficacia antimaníaca a corto plazo (3-4 semanas), con dosis que van desde 5 mg a 20 mg/día. No se ha evaluado la seguridad con dosis superiores a 20 mg/día.

Tratamiento de mantenimiento

No existe evidencia secundaria a los estudios clínicos para guiar al médico en cuando a la duración del tratamiento en un paciente que ha demostrado mejoría luego de un episodio maníaco agudo. Mientras se acuerda en forma general que es muy deseable el tratamiento farmacológico para una respuesta aguda en la manía, tanto para el mantenimiento de la respuesta inicial, como para la prevención de nuevos episodios de manía, no existen datos sistemáticos que den soporte al uso de olanzapina en este tipo de tratamiento a largo plazo (por ejemplo, más de 3 a 4 semanas).

COMERCIALES

OLANZAPINA

 

FDA:  1996

IESS:  No pertenece

MSP:  No pertenece

Nombre
Comercial
Presentación
Componente(s)
Concentración
Casa
Farmacéutica
Zyprexa*
Tabletas
OLANZAPINA
10 mg
5 mg
Eli Lilly

* Fármaco no disponible en Ecuador

BIBLIOGRAFÍA

  1. MDConsult. Drug Information. Olanzapine [web en línea] 2003 [visitado el 19 de mayo de 2003]. Disponible en Internet desde: https://home.mdconsult.com/das/drug/view/29410827/1/3301/top?sid=189279353

  2. USP DI. Drug Information for the Health Care Professional. Vol I. Massachusetts. Micromedex, Inc. 1999. pp. 2156-2160.
Precauciones
Definiciones médicas / Glosario
  • Demencia, Es La Perdida Lenta Y Progresiva De La Inteligencia Por Degeneración Ymuerte De Las Células Cerebrales.
  • Edema, Es La Tumefacción De Los Tejidos Debido A Un Aumento Del Líquido Existente En Ellos Y Suele Aparecer Tras Una Lesión.
  • Infarto De Miocardio, Es El Nombre Científico Del Ataque Al Corazón. Se Debe A La Obstrucción Del Riego Sanguíneo (Trombosis) En Parte De Músculo (Mio) Del Corazón(Cardio), Que Produce Su Destrucción (Infarto).
  • Urticaria, Existen Múltiples Causas De La Urticaria, Pero La Erupción Se Caracteriza Siempre Por Ronchas Rojas Pruriginosas.