Combivir

Para qué sirve Combivir , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

GLAXOSMITHKLINE PERÚ S.A.

Lima


Av. Javier Prado Oeste No. 995 San Isidro
Tel: 211-9700
Fax: 211-9717

COMBIVIR Comprimidos recubiertos

LAMIVUDINA
ZIDOVUDINA

ComposiciÓn

Cada comprimido RECUBIERTO contiene
Lamivudina 150 mg; zido­vudina 300 mg; excipientes c.s.

Propiedades farmacolÓgicas

La lamivudina y la zidovudina son potentes inhi­bi­dores selectivos del VIH-1 y VIH-2. Se ha demostrado que la lamivudina es altamente sinérgica en combinación con zidovudina, inhibiendo la re­pli­cación del VIH en cultivos celulares. Ambas sustancias activas se metabolizan secuencialmente mediante cinasas intracelulares convirtiéndose en 5?-trifosfato (TP). La lamivudina TP y la zidovudina TP son sustratos e inhibidores competitivos de la transcriptasa inversa del VIH. Sin embargo, su principal actividad antivírica tiene lugar a través de la incorporación de la forma monofosfato al interior de la cadena de ADN vírico, lo cual ocasiona la terminación subsiguiente de la misma. Los trifosfatos de lamivudina y zidovudina muestran una afinidad significativamente menor a las polimerasas de ADN de las células anfitrionas.
En estudios in vitro, la lamivudina ha demostrado poca citotoxicidad para los linfocitos de sangre periférica, para las líneas celulares establecidas de linfocitos y monocitos-macrófagos, y para una variedad de células madre de médula ósea in vitro. Por tanto, la lamivudina tiene un alto índice terapéutico in vitro.

Indicaciones

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: La formulación COMBIVIR® se indica en el tratamiento de la infección ocasionada por el VIH en adultos y adolescentes mayores de 12 años de edad.

Contraindicaciones y advertencias

CONTRAINDICACIONES: El uso de COM­BIVIR® se contraindica en aquellos pacientes con hipersensibilidad conocida a la lamivudina, zidovudina o a cualquiera de los ingredientes de la preparación.
La zidovudina se contraindica en los pacientes con recuentos de neutrófilos anormalmente bajos (inferiores a 0,75 x 109/l) o niveles de hemoglobina anormalmente bajos (menores de 7,5?g/dl o 4,65?mmol/l). Por tanto, se contraindica el uso de COMBIVIR® en estos pacientes.

Precauciones y advertencias especiales

ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES ESPECIALES PARA SU USO: En esta sección se incluyen las advertencias y precauciones especiales concernientes tanto a la lamivudina como a la zidovudina. No existen advertencias o precauciones adicionales que sean pertinentes a la combinación COMBIVIR®.
En los casos en que se requiera realizar ajustes en la dosificación, es recomendable administrar preparaciones separadas de lamivudina y zidovudina. En dichos casos, el médico deberá consultar la información individual sobre prescripción de estos medicamentos.
Se debe advertir a los pacientes que no deben emplear concomitantemente medicamentos au­toad­­ministrados.
Se debe advertir a los pacientes que aún no se demuestra que la terapia antirretrovírica actual, incluyendo COMBIVIR®, evite el riesgo de transmitir el VIH a otras personas a través del contacto sexual o por contaminación sanguínea. Se deben seguir tomando precauciones adecuadas.
Existe la posibilidad de que los pacientes tratados con COMBIVIR®, o con cualquier otra terapia antirretrovírica, sigan desarrollando infecciones oportunistas y otras complicaciones de la infección ocasionada por el VIH. Por tanto, los pacientes deben permanecer bajo estrecha observación clínica por médicos con experiencia en el tratamiento de la infección ocasionada por el VIH.
Efectos adversos hematológicos: Se puede esperar que los pacientes que reciben tratamiento con zidovudina presenten anemia, neutropenia y leucopenia (de ordinario secundaria a la neutro­penia). Estos trastornos ocurren con mayor frecuencia cuando se administran dosis superiores de zidovudina (1200-1500?mg/día), en pacientes con enfermedad por VIH en etapa avanzada y en aquellos que exhiben una reserva medular deficiente antes del tratamiento. Por tanto, se deben vigilar cuidadosamente los parámetros hema­to­lógicos en los pacientes que reciben tratamiento con COMBIVIR®.
Generalmente, estos efectos hematológicos no se observan antes de transcurrir de cuatro a seis semanas de terapia. Por lo general, en aquellos pacientes que presentan enfermedad sintomática por VIH en etapa avanzada, es recomendable realizar análisis de sangre cuando menos cada 2 semanas, durante los primeros 3 meses de terapia, y cuando menos una vez al mes en lo sucesivo. En los pacientes que padecen enfermedad por VIH en etapa temprana, casi no se presentan efectos adversos hematológicos. Dependiendo del estado general del paciente, los análisis de sangre pueden realizarse con menor frecuencia, por ejemplo cada mes o cada tres meses.
Es posible que se requiera realizar un ajuste adicional en la dosificación de zidovudina, en caso de que se presente una mielodepresión o anemia severa durante el tratamiento con COMBIVIR®, o en aquellos pacientes con un deterioro medular preexistente, como por ejemplo, niveles de hemoglobina inferiores a 9 g/dl (5.59 mmol/l) o recuentos de neutrófilos inferiores a 1.0 x 109/l. Como no es posible realizar ajustes en la dosificación de COMBIVIR®, deberán emplearse preparaciones separadas de zidovudina y lamivudina.
Niños: El uso de la formulación COMBIVIR® no se indica en niños menores de 12 años de edad, ya que no puede realizarse una reducción adecuada de la dosificación para el peso corporal del niño.
Pancreatitis: En raras ocasiones se han observado casos de pancreatitis en algunos pacientes tratados con lamivudina y zidovudina. Sin embargo, no es claro si estos casos se debieron al tratamiento medicamentoso o a la enfermedad por VIH ya existente. Se debe considerar la posibilidad de ocurrencia de pancreatitis cada vez que un paciente desarrolle dolor abdominal, náuseas, vómito o se le detecten marcadores bioquímicos elevados. Se debe suspender la administración de COM­BI­VIR® hasta descartar un diagnóstico de pan­creatitis.
Acidosis láctica/hepatomegalia severa con es­teatosis: Se han comunicado casos de acidosis láctica y hepatomegalia severa con esteatosis, con inclusión de casos mortales, al usar análogos de nucleósido antirretrovíricos, ya sea solos o en combinación, incluyendo lamivudina y zidovudina. La mayoría de estos casos ha tenido lugar en mujeres.
Las manifestaciones clínicas que pueden indicar el desarrollo de acidosis láctica incluyen debilidad generalizada, anorexia y pérdida de peso súbita e inexplicable, así como síntomas gastrointestinales y síntomas respiratorios (disnea y taquipnea).
Se debe tener precaución al administrar COM­BI­VIR® a cualquier paciente, particularmente a los que se sabe exhiben factores de riesgo de padecer enfermedades hepáticas. Se debe suspender el tratamiento con COMBIVIR® en cualquier paciente que desarrolle hallazgos clínicos o de laboratorio que sugieran la presencia de acidosis láctica o hepatotoxicidad (que pueden incluir hepatomegalia y esteatosis, aún en ausencia de elevaciones muy notables en los niveles de aminotransferasas).
Redistribución de la grasa: En algunos pacientes que reciben terapia antirretrovírica de combinación, se ha observado una redistribución / acumulación de grasa corporal, con inclusión de obesidad central, aumento de la grasa dorsocervical (joroba de búfalo), desgaste periférico, desgaste facial, crecimiento mamario, niveles elevados de lípidos séricos y glucosa sanguínea, ya sea por separado o conjuntamente.
Aunque se ha asociado a todos los miembros de las clases de medicamentos PI (inhibidores de la proteasa) y NRTI (inhibidores nucleosídicos de la transcriptasa inversa), con uno o más de estos efectos adversos específicos, ligados a un síndrome general conocido comúnmente como lipodistrofia, los datos disponibles indican que existen diferencias en cuanto al riesgo entre los miembros individuales de las respectivas clases terapéuticas.
Además, el síndrome de lipodistrofia tiene una etiología multifactorial; donde, por ejemplo, el estado de la enfermedad ocasionada por el VIH, la edad avanzada y la duración del tratamiento antirretrovírico, desempeñan papeles importantes, posiblemente sinérgicos.
En la actualidad, se desconocen las consecuencias a largo plazo de estos efectos.
El examen clínico debe incluir una evaluación de los signos físicos de la redistribución de grasa. Se debe considerar la medición de los niveles de lípidos séricos y glucosa sanguínea. Los trastornos lipídicos deben tratarse según sea clínica­mente adecuado.
Síndrome de reconstitución inmunológica: En aquellos pacientes infectados por el VIH, que presentan una deficiencia inmunitaria de grado severo al momento de iniciar la terapia antirre­tro­vírica (TAR), puede ocurrir una reacción infla­ma­toria, a las infecciones oportunistas asin­to­máticas o residuales, que ocasionen serios trastornos clínicos o un agravamiento de los síntomas. Normalmente estas reacciones se observan dentro de las primeras semanas o meses posteriores a la iniciación de la TAR. Ejemplos importantes son la retinitis citomegalovírica, infecciones mico­bacterianas generalizadas o focales, o ambas, así como neumonía ocasionada por cepas de Pneu­mo­cystis jiroveci (P. carinii). Se debe evaluar, sin demora alguna, cualquier síntoma inflamatorio que se presente y, cuando sea necesario, iniciar un tratamiento.
Pacientes coinfectados por el virus de hepatitis B: Las pruebas clínicas, así como el uso comercial de la lamivudina, han mostrado que algunos pacientes que padecen enfermedad crónica ocasionada por el virus de hepatitis B (VHB) pueden experimentar indicios clínicos, o de laboratorio, de hepatitis recurrente a la suspensión de la terapia con lamivudina, lo cual podría tener consecuencias más severas en aquellos pacientes con enfermedad hepática descompensada. Si se suspende la administración de COMBIVIR® en los pacientes coinfectados con el virus de hepatitis B, debe considerarse una vigilancia periódica tanto de las pruebas de función hepática como de los marcadores de replicación del VHB.

Efectos adversos

REACCIONES ADVERSAS: Se han producido comunicaciones de efectos adversos durante el tratamiento de la enfermedad ocasionada por el VIH, con lamivudina y zidovudina administradas de manera individual o en combinación. En muchos casos, no es claro si esos eventos se relacionan con la lamivudina, la zidovudina o la gran gama de medicamentos empleados en el tratamiento de la enfermedad ocasionada por el VIH, o si son el resultado del proceso patológico subyacente. Como COMBIVIR® contiene lamivudina y zidovudina, se pueden esperar el tipo y la severidad de los efectos adversos que se asocian con cada uno de los compuestos, mismos que se listan más adelante. No existen indicios de toxicidad añadida después de administrar concomitantemente ambos compuestos.
Se ha empleado la siguiente convención para la clasificación de los efectos adversos: muy común (>1/10), común (>1/100, 1/1000, 1/10 000,
Definiciones médicas / Glosario
  1. HEMOGLOBINA, Es la sustancia química de la sangre contenida en los glóbulos rojos yencargada del transporte del oxígeno desde los pulmones a todos lostejidos del organismo.
  2. HEPATITIS, Es la inflamación del hígado producida por una infección, un agentequímico o un fármaco.
  3. OBESIDAD, Se define como un peso que supera en un 20% al peso normal estadístico basado en niveles normales en los que se relaciona el peso con la altura, el tamaño y la edad.
  4. SANGRE, El organismo contiene alrededor de 7 litros de sangre, compuesta en un 50% por plasma y en otro 50% por células.
  Medicamentos