Baclofeno

Para qué sirve Baclofeno , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

FARMACOLOGIA

BACLOFENO
La información farmacológica contenida en esta revisión está concebida como un suplemento y no como un substituto del conocimiento, experiencia, habilidades y juicio del médico para el tratamiento de su paciente. La ausencia de información o advertencias para un fármaco específico o para una combinación de fármacos no debe ser interpretada como indicativa de que el fármaco o su combinación es segura, apropiada o efectiva para todo paciente.

INTRODUCCIÓN

Baclofeno es un relajante muscular y antiespástico.

ClasificaciÓn

Pertenece a los agentes relajantes musculoesqueléticos.(1) Es un análogo del GABA-mimético.(2)

FarmacocinÉtica(1)

ADMINISTRACIÓN INTRATECAL: El inicio de la acción generalmente se produce media hora a una hora después de la administración del bolo intratecal. El efecto espasmolítico pico se observa aproximadamente 4 horas después de la administración y los efectos duran de 4 a 8 horas. El inicio, la respuesta pico, y la duración del efecto varían en los pacientes dependiendo de la dosis y severidad de los síntomas.

Luego de administrar un bolo lumbar de 50 o 100 µg de baclofeno, el promedio de la vida media de eliminación desde el LCR es de 1,51 horas en las primeras 4 horas y el promedio del aclaramiento del LCR, aproximadamente 30 mL/h.

Las concentraciones plasmáticas de baclofeno durante la administración intratecal son bajas (0-5 ng/mL).

La administración de baclofeno directamente en el espacio intratecal permite alcanzar concentraciones efectivas a nivel del LCR, con concentraciones plasmáticas 100 veces menores a aquellas relacionadas con la administración oral. La distribución en este nivel se realiza cefálicamente, disminuyendo las concentraciones efectivas en el mismo sentido a lo largo de los ejes neuronales durante la infusión continua.(2)

INFUSIÓN CONTINUA: El efecto antiespástico se observa a las 6-8 horas después de iniciar la infusión continua. La actividad máxima se presenta a las 24-48 horas.

En la infusión intratecal continua, el promedio de aclaramiento del LCR es de 30 mL/h.

Los pocos datos farmacocinéticos de los que se dispone, sugieren que el gradiente de concentración en la cisterna lumbar, de 4:1, se establece a lo largo del eje neuronal durante la infusión de baclofeno.

Baclofeno se excreta sin cambio por los riñones.

ADMINISTRACIÓN ORAL: Por vía oral posee una absorción extensa y gran eliminación. La absorción es dependiente de la dosis, reduciéndose con dosis mayores. Se excreta primariamente a través de los riñones sin ningún cambio.

Se liga pobremente a las proteínas plasmáticas. Posee una biotransformación hepática, donde solo se metaboliza el 15% del fármaco.(2)

Farmacodinamia(1)

Aún no está completamente entendido el mecanismo preciso de acción de baclofeno como relajante muscular y agente antiespástico. Baclofeno inhibe tanto los reflejos monosinápticos como los polisinápticos a nivel espinal, posiblemente al disminuir la liberación neurotransmisora excitatoria de los terminales aferentes, es decir, hiperpolarización probablemente por aumento de la conductancia de K+(3), produciendo un efecto antagónico de la liberación de los transmisores excitatorios putativos (por ejemplo, ácidos glutámico y aspártico), aunque las acciones a niveles supraespinales también ocurren y contribuyen a su efecto clínico. Baclofeno es un análogo estructural del neurotransmisor inhibitorio GABA, y ejerce sus efectos mediante la estimulación del receptor subtipo GABAB.

Los efectos postsinápticos se han demostrado con concentraciones mayores a las terapéuticas.

En humanos, así como en los animales, baclofeno ha demostrado sus propiedades depresoras del SNC, tales como la producción de sedación con tolerancia, somnolencia, ataxia, y depresión respiratoria y cardiovascular. En varios estudios animales se han demostrado los efectos antinociceptivos, posiblemente al actuar sobre los sitios espinales y supraespinales para disminuir la respuesta de las neuronas nociceptivas, inhibiendo la sustancia P en la médula espinal, produciendo, por tanto, analgesia.(2,3)

Indicaciones(1)

  • Tratamiento adyuvante de la esclerosis múltiple, especialmente para aliviar los espasmos flexores y el dolor subsecuente, clonus y rigidez muscular.
  • Espasticidad severa: secundaria a lesión espinal y/o trauma cerebral (accidental o iatrogénico, rizotomías o inyecciones de fenol).
  • Trauma de médula espinal.
  • Otras indicaciones no aprobadas por la FDA: – Neuralgia del trigémino.
    – Hipo intratable.
    – Algunos investigadores han sugerido la utilidad de baclofeno intratecal para el tratamiento de la espasticidad inducida por tétanos.

No se indica para el tratamiento de los espasmos musculares esqueléticos secundarios a los trastornos reumáticos.

Aún no se ha establecido la eficacia del uso de baclofeno en el tratamiento del accidente cerebro vascular, parálisis cerebral y enfermedad de Parkinson, por lo tanto no se recomienda para estas patologías.

Situaciones especiales

Categoría C para su uso en el embarazo. En fetos de ratones se ha observado que hay un incremento en la incidencia de onfalocele y retardo de crecimiento intrauterino. Además, en los estudios en animales, se ha observado falta de osificación de los núcleos de las falanges.

Baclofeno se excreta por la leche materna.

No se han establecido la seguridad y la efectividad de baclofeno en los pacientes pediátricos menores de 4 años.

En estudios con ratones no se ha observado carcinogénesis, aunque se observó un incremento en la incidencia de quistes ováricos. Aún no se han realizado estudios sobre mutagenicidad.

Contraindicaciones(1,2)

  • Hipersensibilidad a baclofeno.
  • No se debe administrar por vía intravenosa, intramuscular, subcutánea o epidural.
  • Disrreflexia autonómica (el retiro súbito de baclofeno puede precipitar un episodio de disrreflexia).
  • Epilepsia: baclofeno puede deteriorar el control de las convulsiones.
  • Desórdenes psiquiátricos preexistentes.

Efectos secundarios(1,2)

  • En los pacientes con espasticidad secundaria a lesión espinal se ha observado: somnolencia, mareo, náusea, hipotensión, cefalea, convulsiones e hipotonía.
  • Asociados a la suspensión del tratamiento: infecciones asociadas a la bomba de infusión, dehiscencia de la herida, fibromas ginecológicos, sobrepresurización de la bomba, fístula de LCR, meningitis, drenaje, problemas de manejo sobre el tronco.
  • Sistema nervioso: disbasia, trastornos del pensamiento, cefalea, temblor, amnesia, muecas, vasodilatación, accidente cerebrovascular, nistagmus, desórdenes de la personalidad, depresión psicótica, isquemia cerebral, labilidad emocional, euforia, hipertonía, íleo, dependencia al fármaco, incoordinación, reacción paranoica, ptosis, acatisia, ataxia, confusión, opistótonos, ansiedad, alucinaciones, histeria, insomnio, nistagmus, hiporreflexia, parestesias, taquifemia, disartria, temblor, convulsiones epilépticas, impotencia.
  • Sistema digestivo: flatulencia, náusea, vómito, disfagia, dispepsia, gastroenteritis, incontinencia fecal, hemorragia gastrointestinal, estreñimiento, diarrea, rara vez, la boca seca, anorexia, dolor abdominal, sangre oculta en heces.
  • Aparato cardiovascular: hipotensión postural, bradicardia, palpitaciones, síncope, arritmia ventricular, dolor precordial, tromboflebitis profunda, palidez, taquicardia, vasodilatación.
  • Aparato respiratorio: trastornos de la respiración, neumonía por aspiración, hiperventilación, embolia pulmonar, rinitis, apnea, disnea.
  • Musculoesquelético: dolor muscular, hiporreflexia, rigidez, distonía.
  • Urogenital: polaquiuria, hematuria, insuficiencia renal, trastornos de la eyaculación, litiasis renal, oliguria, enuresis, retención urinaria, disuria, vaginitis.
  • Piel y faneras: rash, prurito, alopecia, diaforesis, dermatitis de contacto, ulceraciones de la piel.
  • Trastornos metabólicos y nutricionales: pérdida de peso, albuminuria, deshidratación, hiperglicemia.
  • Órganos de los sentidos: trastornos de la visión, trastornos de la acomodación, fotofobia, estrabismo, miosis, midriasis, diplopía, pérdida del gusto, tinitus, congestión nasal.
  • Generales: suicidio, pérdida del efecto del fármaco, hipotermia, rigidez cervical, escalofríos, edema facial, edema bimaleolar, fatiga, aumento de peso, síndrome gripal, fiebre, carcinoma, malestar, sobredosis, muerte.
  • Sistema hemático y linfático: anemia, leucocitosis, rash petequial.
  • Antes de comercializar este fármaco se observaron: agitación, estreñimiento, somnolencia, leucocitosis, escalofríos, retención urinaria e hipotonía.

Algunos de estos síntomas y signos se relacionan con la enfermedad de base y no con la administración de baclofeno.

Además, hay alteraciones en las pruebas de laboratorio:

  • SGOT incrementado.
  • Fosfatasa alcalina elevada.
  • Hiperglicemia.

Precauciones(1)

  • Si se descontinúa abruptamente la administración intratecal de baclofeno, sin importar la causa, se han observado secuelas que incluyen: – Fiebre elevada.
    – Alteración del estado mental.
    – Exagerada espasticidad.
    – Rigidez muscular, que en raros casos ha avanzado a rabdomiolisis.
    – Falla multiórgano.
    – Muerte.
  • Debe administrarse por vía intratecal en bolos simples (vía catéter a nivel del espacio intratecal lumbar o mediante inyección por punción lumbar) y mediante bombas implantadas para administración intratecal específica.
  • Por la posibilidad una potencial depresión del SNC que pueda poner en riesgo la vida del paciente, colapso cardiovascular y/o insuficiencia respiratoria, los médicos deben entrenar y educar adecuadamente a los pacientes sometidos a infusión intratecal de baclofeno.
  • Antes de iniciar el tratamiento con baclofeno debe descartarse la presencia de infecciones sistémicas, las cuales pueden interferir con la respuesta del paciente hacia baclofeno.
  • El paciente debe ser advertido del posible estado de somnolencia que presentará mientras esté en tratamiento con baclofeno, por lo que no debe manejar automóviles ni maquinarias, ni realizar actividades que requieran de alerta especial.
  • Observar a los pacientes que presentan desórdenes psicóticos, esquizofrenia o estados confusionales, puesto que estos estados pueden exacerbarse
  • Tener precaución con los pacientes con historia de disrreflexia autonómica; la presencia de estímulos nociceptivos o el retiro súbito de baclofeno pueden producir un episodio de disrreflexia autonómica.
  • Por su metabolismo y excreción renal, baclofeno debe administrarse con cuidado en los pacientes portadores de insuficiencia renal, considerando la posibilidad de reducir las dosis.
  • Los pacientes que han tenido un accidente cerebro vascular tienen una pobre tolerancia a este fármaco.
  • Debe administrarse con cuidado en los pacientes cuya espasticidad es utilizada para mantener una postura erguida y balance para la marcha, o donde la espasticidad se aprovecha para mejorar la función.
  • En los pacientes portadores de epilepsia, baclofeno disminuye el control de las convulsiones.

Interacciones

Alcohol y otros depresores del SNC pueden potencializar el efecto depresor de baclofeno.

También pueden presentarse hipotensión y disnea al combinar baclofeno con morfina epidural.

Sobredosis, toxicidad y tratamient

Los signos de sobredosificación aparecen súbitamente o pueden ser insidiosos. La sobredosis aguda masiva produce coma. Los signos tales como somnolencia, mareo, vértigo, sialorrea, náusea, vómito, depresión respiratoria, convulsiones, progresión rostral de la hipotonía, trastornos de la acomodación visual y pérdida de la conciencia con progresión a coma de hasta 72 horas de duración, son formas menos súbitas y/o menos severas de sobredosis. En algunos casos, el estado de coma fue reversible sin dejar secuelas luego de descontinuar el fármaco.

No existe un antídoto específico para el tratamiento de la sobredosis por baclofeno. Si se sospecha de sobredosificación, se debe trasladar al paciente inmediatamente a una unidad hospitalaria para su valoración y para vaciar el reservorio de la bomba. En los pacientes que presentan depresión respiratoria debe valorarse la necesidad de intubación hasta que el fármaco sea eliminado.

Si el paciente se encuentra conciente, se debe provocar vómito y hacer un lavado gástrico al llegar al hospital.

Si el paciente está somnoliento, se debe asegurar la vía aérea, e iniciar el lavado gástrico.

No se debe usar estimulantes respiratorios.

Hay reportes que sugieren que la administración intravenosa de fisostigmina revierte los efectos centrales y la depresión respiratoria. Sin embargo, este fármaco debe administrarse con precaución, ya que está asociado a la inducción de convulsiones y bradicardia.

La dosis de fisostigmina en adultos es de 2 mg intramuscular o intravenoso en forma lenta, no más de 1 mg/min. Si persisten signos que comprometan la vida del paciente, tales como arritmia, convulsiones o coma, debe administrarse otra dosis de fisostigmina.

La dosis de fisostigmina para pacientes pediátricos es de 0,02 mg/kg intramuscular o intravenoso, a una velocidad no mayor de 0,5 mg/min. Esta dosis debe repetirse con intervalos de 5-10 minutos, hasta que se observe el efecto terapéutico o se haya administrado un total de 2 mg.

Fisostigmina no es efectiva para revertir grandes dosis de baclofeno, requiriendo estos pacientes un soporte ventilatorio adecuado.

Si no está contraindicada la punción lumbar, puede considerarse esta vía para drenar 30-40 mL de LCR, y así reducir la concentración de baclofeno.

ConservaciÓn

Mantener a temperaturas inferiores a 30°C (86°F). No congelar, no esterilizar con calor.(1)

PosologÍa

La dosificación debe ser bien titulada para que pueda mantenerse cierto grado de tono muscular y que pueda permitir espasmos ocasionales para:(1)

  1. Ayudar como soporte de la función circulatoria.
  2. Prevenir posibles eventos de trombosis venosa profunda.
  3. Optimizar las actividades diarias y facilitar el cuidado diario.

Los pacientes deben responder primero a una serie de dosificaciones intratecales antes de ser considerados para una infusión a largo plazo mediante la implantación de una bomba.

La fase de dosificación consiste en la administración de baclofeno 50 µg/mL en un bolo inicial en un volumen de 1 mL (si es a nivel intratecal) mediante bomba en no menos de un minuto. Se debe observar al paciente durante 4-8 horas. Se considera como respuesta positiva si se observa una disminución significativa del tono muscular y/o frecuencia y/o severidad de los espasmos. Si la respuesta inicial es menor que la deseada, se administra otro bolo después de 24 horas de la primera dosis. El segundo bolo consiste en una dosis de 75 µg en 1,5 mL. Se vuelve a observar al paciente durante 4-8 horas. Si la respuesta aún no es adecuada, se administra un bolo final de 100 µg en 2 mL 24 horas después del segundo bolo.

En los pacientes pediátricos se inicia con el mismo esquema del paciente adulto, por ejemplo, 50 µg. Sin embargo, en los pacientes muy pequeños, se prueba primero con una dosis de 25 µg.

Los pacientes que no responden a bolos de 100 µg intratecales no se consideran como candidatos para implantarse las bombas de infusión crónica.

Para determinar la dosis inicial diaria total luego de la implantación de la bomba, se duplica la dosis efectiva de la fase de dosificación y se administra durante un periodo de 24 horas, a menos que la eficacia de la dosis del bolo se mantenga por más de 8 horas, en cuyo caso la dosis diaria de inicio debe ser la dosis de adaptación inicial durante un periodo de 24 horas. No se deben incrementar las dosis en las primeras 24 horas, hasta que se haya alcanzado un estado estable.

ESPASTICIDAD SECUNDARIA A TRASTORNO DE LA MÉDULA ESPINAL:

Para la espasticidad secundaria a trastornos de la médula espinal, la infusión crónica de baclofeno mediante la implantación de una bomba, debe reservarse para los pacientes que no responden a baclofeno por vía oral, o para aquellos que han presentado efectos colaterales intolerables a nivel del SNC con dosis efectivas. Los pacientes con espasticidad secundaria a lesiones traumáticas cerebrales deben esperar al menos un año después del trauma antes de considerar la terapia de baclofeno intratecal a largo plazo.

Luego de las primeras 24 horas, en pacientes adultos, la dosis diaria debe aumentarse lentamente con incrementos del 10-30% y solo una vez cada 24 horas, hasta alcanzar el efecto clínico deseado.

En los pacientes pediátricos, luego de las primeras 24 horas, la dosis diaria debe incrementarse lentamente solo en un 5-15% una vez al día cada 24 horas, hasta obtener el efecto clínico deseado.

La meta clínica es poder mantener el tono muscular tan cercano al normal como sea posible, y minimizar la frecuencia y severidad de los espasmos al máximo, sin inducir efectos colaterales intolerables. Generalmente la dosis de mantenimiento debe ser reajustada durante los primeros meses de la terapia, mientras los pacientes se adaptan a los cambios en su estilo de vida, debido al alivio de la espasticidad. Durante las cargas periódicas de la bomba, la dosis diaria debe incrementarse en un 10-40%, pero no más del 40%, para mantener un adecuado control de la sintomatología. La dosis diaria debe reducirse en un 10-20% si el paciente presenta efectos secundarios. La mayoría de los pacientes requieren incrementos graduales extras en su dosificación para mantener una respuesta óptima durante la terapia crónica. Un requerimiento importante en forma súbita con respecto a la escala de la dosificación, sugiere complicaciones con el catéter (por ejemplo, torsión / obstrucción del catéter o migración del catéter).

La dosis de mantenimiento para la infusión continua a largo plazo es de 12-2003 µg/día, siendo 300-800 µg/día la dosis más adecuada. La dosis se maneja en forma individual y se prefiere la menor dosis con la que se obtenga una respuesta óptima.

ESPASTICIDAD DE ORIGEN CEREBRAL:

La meta clínica es mantener el tono muscular lo más cercano posible al tono normal y minimizar la frecuencia y severidad de los espasmos, sin producir efectos secundarios intolerables, o titular la dosis hasta el grado deseado de tono muscular para tener funciones óptimas. Generalmente la dosis de mantenimiento necesita ser ajustada durante los primeros meses de la terapia mientras el paciente se adapta a los cambios en su estilo de vida debido al alivio de la espasticidad. Durante el periodo de recarga de la bomba, la dosis diaria debe incrementarse en un 5-20%, pero no más del 20%, para mantener un control adecuado de los síntomas. La dosis diaria debe reducirse en un 10-20% si el paciente presenta efectos secundarios. Muchos pacientes requieren incrementos graduales extras de las dosis para mantener una respuesta óptima durante la terapia crónica.

La dosis de mantenimiento para la infusión continua a largo plazo es de 22-1400 µg/día, siendo 90-703 µg/día la dosis más adecuada. En los estudios clínicos realizados, solo 3 de 150 pacientes requirieron dosis diarias mayores a 1000 µg/día.

PACIENTES PEDIÁTRICOS:

Se usan las mismas recomendaciones que para los pacientes con espasticidad de origen cerebral. Los pacientes menores de 12 años requieren una dosis diaria menor. La dosis diaria promedio para los pacientes menores de 12 años es de 274 µg/día, con una variación de 24 a 1199 µg/día. Para los pacientes mayores de 12 años se usan las mismas dosificaciones que para los pacientes adultos.

ADMINISTRACIÓN ORAL:

se debe hacer una dosificación individual. Se inicia la terapia con dosis bajas y se incrementan gradualmente hasta alcanzar un efecto óptimo (entre 40-80 mg/día). se maneja el siguiente esquema:

5 mg TID para 3 días
10 mg TID para 3 días
15 mg TID para 3 días
20 mg TID para 3 días

Posteriormente se incrementan las dosis, si se considera necesario, pero la dosis diaria total no debe ser mayor a 80 mg (20 mg QID).

El fármaco debe retirarse poco a poco, disminuyendo progresivamente las dosis.

Comerciales

BACLOFENO

FDA:1982

IESS:No pertenece

MSP:Sipertenece

Nombre
Comercial
Presentación
Componente(s)
Concentración
Casa
Farmacéutica
Lioresal
ComprimidosBACLOFENO10 mgNovartis

BibliografÍa

  1. MDConsult. Drug Information.Baclofeno [web en línea] 2002 [visitado el 08 de mayo de 2003]. Disponible en Internet desde: https://home.mdconsult.com/das/drug/view/28433583/1/361/top?sid=179795415

  2. USP DI. Drug Information for the Health Care Professional. Vol I. Massachusetts. Micromedex, Inc. 1999. pp. 513-518.

  3. Katzung B. Farmacología básica y clínica. 7ma ed. México DF. Manual Moderno; 1999. pp. 519-521, 523.
Definiciones médicas / Glosario
  1. EDEMA, Es la tumefacción de los tejidos debido a un aumento del líquido existente en ellos y suele aparecer tras una lesión.
  2. NEURALGIA, Término que se utiliza para describir las distintas formas de dolorprovocadas por la presión sobre un nervio o por una alteración funcional.
  3. SANGRE, El organismo contiene alrededor de 7 litros de sangre, compuesta en un 50% por plasma y en otro 50% por células.
  Medicamentos