Amaryl

Para qué sirve Amaryl , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

SANOFI-AVENTIS DEL PERÚ S.A.

Lima


Calle Los Sauces 374, Torre Roja Piso 3, San Isidro
Tel: 411-4710
Fax: 411-4712

AMARYL Comprimidos

GLIMEPIRIDA

ComposiciÓn

FÓRMULA
Cada COMPRIMIDO de AMARYL® 2 mg contiene: Glimepirida 2 mg
Excipientes, c.s.
Cada COMPRIMIDO de AMARYL® 4 mg contiene: Glimepirida 4 mg
Excipientes, c.s.

Propiedades farmacolÓgicas

ACCIÓN FARMACOLÓGICA: La glimepirida es un agente hipoglucemiante oral que pertenece al grupo de las sulfonilureas. Mecanismo de acción: La glimepirida actúa principalmente estimulando la liberación de insulina de las células beta-pancreáticas. Este efecto se basa en el aumento de la respuesta de las células beta-pancreáticas al estímulo fisiológico de la glucosa. Farmacocinética: La biodisponibilidad absoluta de la glimepirida es completa. La ingestión de alimentos no tiene influencia relevante sobre la absorción. Las concentraciones séricas máximas (Cmáx.) son alcanzadas aproximadamente 2,5 horas después de la ingestión oral (309 ng/mL durante el tratamiento con múltiples dosis de 4 mg diarios) y existe una relación lineal entre la dosis, la (Cmáx.) y el área bajo la curva (ABC). La glimepirida presenta un volumen de distribución muy bajo (aprox. 8,8 litros) que es aproximadamente igual al espacio de distribución de albúmina, una alta unión a proteínas (>99%), y una depuración baja (aprox. 48 mL/min). La vida media sérica dominante, que es relevante para las concentraciones séricas en condiciones de dosis múltiples, es alrededor de 5 a 8 horas. Después de dosis altas, se han observado vidas medias ligeramente más prolongadas. La comparación de la dosificación única y múltiple una vez al día, no reveló diferencias significativas en los parámetros farmacocinéticos y la variabilidad intraindividual fue muy baja. No hubo acumulación relevante. Los parámetros farmacocinéticos fueron simlares en hombres y mujeres así como en pacientes jóvenes y de edad (mayores de 65 años). En pacientes con depuración de creatinina baja, se observó una tendencia al aumento de la depuración de glimepirida y a la disminución de las concentraciones séricas medias, muy probablemente resultante de una eliminación más rápida debido a una menor unión a proteína.

Indicaciones

Tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2, cuando los niveles de glucemia no pueden ser controlados con dieta, ejercicio físico y reducción de peso.

Contraindicaciones y advertencias

CONTRAINDICACIONES
? Hipersensibilidad a la glimepirida o sus excipientes, otras sulfonilúreas o sulfonamidas.
? Embarazo y lactancia.
? En tratamiento de la diabetes mellitus insulinodependiente (tipo 1) (p. ej., para el tratamiento de diabéticos con antecedentes de cetoacidosis), de la cetoacidosis diabética o del coma diabético.
? No existe experiencia en el uso de glimepirida en pacientes con deterioro severo de la función hepática y en pacientes en diálisis. En pacientes con deterioro severo de la función hepática o renal, está indicado el cambio a insulina, al menos para lograr el control metabólico óptimo.

Precauciones y advertencias especiales

PRECAUCIONES Y ADVERTENCIAS
? Realizar controles frecuentes y periódicos de la glucemia en sangre y orina (sobre todo en las primeras semanas de tratamiento), además de los parámetros hematológicos y pruebas de la función hepática.
? No existe una relación exacta entre la dosificación de la glimepirida y la de otros hipogluce­miantes orales. Se recomienda aplicar el mismo procedimiento que para la dosis inicial, comenzando con la dosis diaria de 1 mg de glimepirida.
? Debe tomarse en cuenta la potencia y duración del efecto hipoglucemiante. La interrupción de la medicación puede ser requerida para evitar cualquier adición de efectos relacionados al riesgo de hipoglucemia.
? En las semanas iniciales del tratamiento pueden aumentar el riesgo de hipoglucemia. Factores que favorecen la hipoglucemia: falta de cooperación del paciente, alteraciones en la dieta, desequilibrio entre el ejercicio físico y la ingesta de hidratos de carbono, consumo de alcohol, alteraciones de la función renal, de la función hepática, de la función tiroidea, insuficiencia adenohipofisiaria o suprarrenal. Sobredosificación: Si los factores de riesgo para la hipoglucemia están presentes, puede ser necesario un ajuste de dosis o de la terapia completa con glimepirida; esto también se aplica cuando el paciente cambia su estilo de vida.
? En situaciones excepcionales de estrés (p. ej., trauma, cirugía, infecciones febriles), la regulación de glucosa en sangre puede deteriorarse y un cambio temporal a insulina, puede ser necesario para mantener un buen control metabólico.
? Su empleo no excluye el régimen dietético ni los demás controles indicados por el médico.
? Producto de uso delicado que debe ser administrado bajo vigilancia médica. Embarazo y lactancia: La glimepirida no debe administrarse durante el embarazo. De otra manera hay riesgo de lesión fetal. La paciente debe cambiarse a insulina durante el embarazo. Las pacientes que deseen quedar embarazadas deben informar a su médico. Se recomienda que tales pacientes se cambien a insulina. Para prevenir la posible ingestión con la leche materna, glimepirida no debe ser tomada por mujeres en período de lactancia. Si es necesario, la paciente debe cambiarse a insulina o suspender la lactancia..

Efectos adversos

REACCIONES ADVERSAS
Oftalmológicas: Alteración visual transitoria, debido al cambio de glucemia y a la turgencia del cristalino. Cambio en la acomodación (información USP DI). Gastrointestinales: Náuseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal, sensación de presión o plenitud epigástrica, pueden ocurrir ocasionalmente. Hepáticas: En casos raros, puede haber elevación de los niveles de enzimas hepáticas. Las sulfonilureas, incluyendo la glimepirida, pueden también, en casos aislados, causar alteración de la función hepática (colestasis e ictericia) y hepatitis, la cual puede llevar también a una insuficiencia hepática. Hematológicas: Puede producir cambios en el hemograma. Raras ocasiones: trombocitopenia. Casos aislados: Leucopenia, en base a lo que se conoce de otras sulfonilureas, los fármacos de esta clase pueden, en casos aislados, causar adicional­mente a lo señalado, anemia hemolítica, eritrocito­penia, granulocitopenia, agranulocitosis y pancito­penia (debido, por ejemplo, a mielosu­presión). Hipoglucemia: Como consecuencia de la acción hipoglucemiante de glimepirida puede producirse hipoglucemia, la cual en base a lo que se conoce de otras sulfonilureas también puede prolongarse. Síntomas posibles de hipoglucemia: Cefalea, apetito desmesurado, náuseas, vómitos, laxitud, alteración del sueño, inquietud, agresividad, alteración en la capacidad de concentración, atención y reacción, trastornos del habla, depresión, confusión, afasia, trastornos visuales, temblor, paresia, trastornos sensoriales, vértigo, debilidad, pérdida del control, delirio, convulsiones cerebrales, somnolencia y pérdida de conciencia que puede incluir coma, respiración poco profunda y bradicardia. Además pueden aparecer signos de contrarre­gulación adrenérgica como sudor, piel fría y húmeda, ansiedad, taquicardia, hipertensión, palpita­ciones, angina de pecho y arritmias cardíacas. Reacciones alérgicas o pseudoalérgicas: Prurito, urticaria o reacciones cutáneas. Estas reacciones son leves, pero pueden ser más intensas e ir acompañadas de disnea y descenso de la presión arterial, que a veces evoluciona a un estado de shock. Otras: En casos aislados puede ocurrir descenso del sodio sérico, vasculitis alérgica, fotosensibilidad cutánea.

Interacciones medicamentosas

INTERACCIONES CON OTROS MEDICAMENTOS Y CON ALIMENTOS: Glimepirida es metabolizado a través de citocromo P450 2C9 (CYP2C9). Como se sabe, este metabolismo está influenciado por la administración concomitante de inductores (p. ej., rifampicina) o inhibidores (p. ej., fluconazole) del CYP 2C9. Con el uso concomitante de los siguientes medicamentos, puede ocurrir:
? Potenciación del efecto hipoglucemiante: Insulina y otros antidiabéticos orales, inhibi­dores de la enzima convertidora de angiotensina, esteroides anabólicos y hormonas sexuales masculinas, cloranfenicol, derivados cumarí­nicos, ciclofosfamida, disopiramida, fenflura­mina, feniramidol, fibratos, fluoxetina, guaneti­dina, ifosfamida, inhibidores de la MAO, miconazol, fluconazol, oxyfenbutazona, ácido paraaminosalicílico, pentoxifilina (parenteral a altas dosis), fenilbutazona, azapropazona, probenecid, quinolonas, salicilatos, sulfinpi­razona, antibióticos sulfonamídicos, tetraci­clinas, tritocualina, trofosfamida.
? Disminución del efecto hipoglucemiante y en consecuencia, hiperglucemia: Acetazo­lamida, barbitúricos, corticosteroides, diazóxido, diuréticos, epinefrina (adrenalina), y otros agentes simpaticomiméticos, glucagón, laxantes (después del uso prolongado), ácido nicotínico (en altas dosis), estrógenos y progestágenos, fenotiazinas, fenitoína, rifampicina, hormonas tiroideas.
? Potenciación o disminución del efecto hipoglu­cemiante: Antagonistas de los receptores H2, beta-bloqueadores, clonidina y reserpina, ingesta de alcohol aguda o crónica. Signos de contrarregulación adrenérgica reducidos o ausentes: Drogas simpaticolíticas (tales como beta-bloqueadores, clonidina, guanetidina, reserpina).
Glimepirida podría potenciar o disminuir el efecto de los derivados cumarínicos.

Incompatibilidades

Ninguna conocida.

SobredosificaciÓn

TRATAMIENTO EN CASO DE SOBREDOSIS: Tan pronto como se descubra una sobredosis de AMARYL®, debe notificarse inmediatamente al médico. El paciente debe tomar azúcar inmediatamente, si es posible en forma de glucosa, a menos que un médico ya haya asumido la responsabilidad en el tratamiento de la sobredosis.
Una sobredosificación aguda, así como un tratamiento a largo plazo con una dosis demasiado alta de glimepirida pueden conducir a una hipoglucemia severa amenazante para la vida.
Los pacientes que han ingerido cantidades de AMARYL® amenazantes para la vida requieren desintoxicación (p. ej., lavado gástrico y carbón vegetal medicinal).
Una monitorización cuidadosa es esencial hasta que el médico considere que el paciente está fuera de peligro. Debe recordarse que la hipoglicemia puede recurrir después de una recuperación inicial.
Los casos particulares de sobredosis significativas, con pérdida de conciencia y desórdenes neurológicos serios, son emergencias médicas que requieren tratamiento inmediato y admisión hospitalaria.

Cómo tomar Y POSOLOGIA

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN
? Dosis inicial: Un (1) mg al día.
? Dosis máxima: 8 mg diarios.
? Pediátrica: La seguridad y eficacia no han sido establecidas.
? Geriátrica: No existe diferencia significativa con la dosis del adulto. Modo de uso: Se recomienda que la dosis diaria de AMARYL® sea ingerida inmediatamente antes de un desayuno abundante, o inmediatamente antes de la primera comida importante del día. Los comprimidos de AMARYL® deben ingerirse sin masticar y con cantidades suficientes de líquido (aprox. ½ vaso). En caso de olvido de una dosis de tratamiento, no se debe corregir tomando una dosis mayor. Luego de ingerir la dosis de tratamiento es importante no omitir la comida.
La dosis de glimepirida está regida por el nivel deseado de glucosa en sangre. La dosis debe ser la más baja y suficiente para conseguir el control metabólico deseado.
Para un mejor control de la diabetes asociada a una elevada sensibilidad a la insulina, los requerimientos de glimepirida pueden disminuir a medida que se desarrolla el tratamiento. Para evitar la hipoglucemia, debe entonces considerarse la reducción de la dosis desde el punto de vista del horario o la suspensión de la terapia con AMARYL®. Cambio de un antidiabético oral por AMA­RYL®: No hay una relación exacta de la dosificación entre el AMARYL® y otros antidiabéticos orales. Cuando se sustituyan otros antidiabéticos por AMARYL®, se recomienda que el procedimiento sea el mismo que para la dosificación inicial, comenzando con dosis diarias de 1 mg. Esto aplica aún en casos donde el paciente se ha cambiado de la dosis máxima de otro antidiabético oral.
Debe considerarse la potencia y duración de la acción del agente antidiabético previo. Puede llegar a requerirse la suspensión de la medicación para evitar cualquier sumatoria de los efectos que conlleven un riesgo de hipoglucemia. Terapia de combinación AMARYL® + metfor­mina: En pacientes que no responden a la máxima dosis de monoterapia de AMARYL® o metformina, puede ser considerada el inicio de la terapia de combinación con ambos agentes antidiabéticos orales. En la terapia de combinación con AMARYL® y metformina, el control de glucosa deseado en sangre puede ser obtenido por ajuste de la dosis de cada droga. Sin embargo, deben hacerse ensayos para identificar la dosis mínima efectiva de cada droga, para alcanzar este objetivo. Con la terapia concomitante de AMARYL® + metformina, el riesgo de hipoglucemia puede ser incrementado. La terapia combinada debe iniciarse bajo estricta supervisión médica. Terapia con insulina: En los pacientes no controlados adecuadamente con la dosis diaria máxima de AMARYL®, debe iniciarse una terapia concomitante con insulina. Mientras se mantenga la dosis del glimepirida, el tratamiento con insulina debe iniciarse con la dosis baja y titularse dependiendo del nivel deseado del control metabólico. La terapia combinada debe iniciarse bajo estricta supervisión médica.

Almacenamiento

Consérvese en lugar seco a temperatura inferior a 30 °C. Importado y distribuido por:
SANOFI-AVENTIS DEL PERÚ S.A.
Calle Los Sauces 374 Torre Roja
Piso 3, San Isidro, Telf.: 411-4710
Lima 27, Perú
Definiciones médicas / Glosario
  1. DIABETES MELLITUS, Significa , e indica el exceso de glucosa que existe en la orina de los diabéticos no controlados.
  2. LAXANTES, Son los medicamentos utilizados para combatir el estreñimiento.
  3. SANGRE, El organismo contiene alrededor de 7 litros de sangre, compuesta en un 50% por plasma y en otro 50% por células.
  4. URTICARIA, Existen múltiples causas de la urticaria, pero la erupción se caracteriza siempre por ronchas rojas pruriginosas.
  Medicamentos