Una piel saludable con las vitaminas adecuadas

Si pegas una mirada a las etiquetas de las cremas humectantes, con seguridad encontrarás allí vitaminas. Es que estas, además de contribuir con funciones de los distintos sistemas del organismo, también ayudan a tener una piel más sana.

Es por ello que es recomendable seleccionar cremas que contengan vitaminas A, C y E. En cuanto a la primera de ellas, la vitamina A estimula la renovación celular, por lo que ayuda a regenerar la piel, otorga más elasticidad y más firmeza, logrando así una piel suave. Es sumamente recomendable ante problemas de acné, psoriasis o eczema.

La vitamina C, por su parte, produce colágeno, y mejora la elasticidad de la piel, como así también su textura. Además, ayudan a humectar la piel, por lo que son casi una fija en las cremas para pieles secas.

La vitamina E, en tanto, asegura un aporte de nutrientes a los tejidos, el cual permite prevenir arrugas logrando mayor elasticidad en la piel. Además, aumenta la microcirculación, lo que ayuda a evitar la degradación celular.

Es importante destacar que todas estas vitaminas actúan en conjunto. Es recomendable usar cremas que las contengan a las 3, además del pantenol, uno de los tipos de vitamina B.

También será de utilidad consumir alimentos con estas vitaminas. Es cierto que esto no producirá un efecto tan rápido, pero con constancia puede dar una ayuda considerable.

Lo importante es no perder de vista la importancia de una piel humectada y bien cuidada a la que puedes acceder a partir de cremas y una correcta alimentación.

Imagen del artículo

Una piel saludable con las vitaminas adecuadas
  Consejos, Salud y belleza