Tres señales que te indican que estás saboteando tu salud

Sabotear saludTodos queremos tener buena salud. Se trata de una afirmación que nadie pondría en duda. Sin embargo, como entre el “dicho y el hecho hay un buen trecho”, a menudo asumimos comportamientos que sabotean nuestros objetivos. Me refiero a esas conductas que atentan contra nuestra salud. ¿Cuáles son?

1. Elección errónea de alimentos. De seguro sabes que comer de manera sana implica incluir muchas frutas y vegetales en tu dieta cotidiana así como evitar los alimentos ricos en azúcares y grasas. Sin embargo, a menudo rompemos esta norma en las meriendas y apostamos por snacks que no son saludables. Recuerda que la bollería industrial debe ser una excepción en la dieta, no una apuesta habitual.

Otra de las formas más habituales de sabotear nuestra salud en lo que respecta a la dieta es la comida rápida o preconfeccionada. Ten presente que estos alimentos normalmente son ricos en sal y grasas por lo que no son una alternativa saludable, ni siquiera cuando tengas prisa o estés demasiado cansado, siempre existen otras opciones rápidas y más saludables.

2. Someterse a mucho estrés. Muy pocas personas son conscientes del daño que provoca el estrés pero este es tan perjudicial para la salud como el alcohol, el tabaco o la comida chatarra. Como a menudo es difícil eliminar todos los factores estresantes, sobre todo si se atraviesa por una situación laboral o familiar complicada, lo mejor es aprender técnicas de relajación o de respiración.

También tienes otras alternativas para controlar el estrés, como practicar tai chi, apostar por tizanas de manzanilla o tilo o hacer deporte, una excelente manera para liberar las tensiones cotidianas.

3. Falta de sol. Quizás no lo sepas pero las personas somos bastante parecidas a las plantas, es decir, también necesitamos del sol. De hecho, existe un tipo de vitamina D que solo podemos obtenerla a partir de la exposición a los rayos del sol, se denomina colecalciferol.

La deficiencia de vitamina D puede provocar numerosos problemas de salud. Se conoce que aumenta las probabilidades de desarrollar hipertensión, gripe, inflamación vascular, artritis reumatoide e incluso perdemos densidad ósea y se afecta nuestra salud bucal.

Imagen del artículo

Tres señales que te indican que estás saboteando tu salud
  Consejos