Tres consejos para evitar las digestiones pesadas

digestionUno de los peores hábitos que podemos desarrollar es comer de prisa ya que éste se convierte en una de las principales causas de las digestiones pesadas. Si esta costumbre se prolonga en el tiempo, unida a otros factores como una mala dieta, podemos desarrollar diversas alteraciones digestivas.

Las digestiones pesadas se deben al hecho que cuando comemos demasiado, ingerimos alimentos pesados y/o masticamos rápidamente nuestro estómago se ve obligado a trabajar más de lo normal para poder procesar la comida.

Afortunadamente, existen formas de evitar las digestiones pesadas:

1. Evitar los platos grasos y los alimentos fritos. Nos referimos exactamente a los estofados o a los guisos que contiene mucha grasa; a los platos con base de nata, demasiado queso o muy condimentados y a los postres demasiado dulces. Todos estos alimentos endentecen la digestión y son particularmente difíciles de procesar para nuestro organismo. Si no podemos resistir a la tentación, entonces es preferible consumirlos en el horario de almuerzo, nunca en la cena.

2. Regular el tiempo de la siesta. En España la siesta es una costumbre mus extendida; sin embargo, ésta no debe prolongarse más allá de los 20 minutos. Debemos tener en cuenta que cuando dormimos todo funciona más lentamente en nuestro organismo, razón por la cual, las personas que padezcan de reflujo deben tomar la siesta reclinados y no acostados caso contrario, al despertarnos aparecerá el dolor de cabeza, la acidez y una sensación de malestar general.

De la misma forma, debemos tener en cuenta que en la noche, no debemos ir a dormir sino tres horas después de haber cenado.

3. Realizar relajación. Uno de los principales órganos diana del estrés es el estómago; razón por la cual se desarrollan o empeoran las úlceras, los cólicos y la gastritis. Si deseamos mantener nuestra salud digestiva no solo debemos preocuparnos por lo que comemos sino también por lo que pensamos y por el estilo de vida que asumimos. Así, practicar ejercicios de relajación al menos dos veces a la semana nos ayudará a proteger la salud del aparato digestivo.

  Consejos, Salud y belleza