Tres alimentos que empeoran tu acné

AcnéEl acné es uno de los trastornos de la piel más frecuentes, sobre todo durante la adolescencia y la juventud. Se trata de una alteración muy habitual en las personas que tienen la piel grasa, aunque también puede aparecer en quienes tienen pieles mixtas. De una u otra forma, se produce debido a una hiperactivación de las glándulas sebáceas que estimula la producción excesiva de grasa obstruyendo de esta manera los poros, dando lugar a los “granitos”. En realidad no es una alteración seria pero puede convertirse en un auténtico problema estético que afecta la autoestima y la autoconfianza de quien lo sufre.

Afortunadamente, el acné se puede controlar si se logra reducir la producción excesiva de grasa en la piel y una dieta sea baja en grasas y azúcares puede ayudar.

Combatir el acné: Los alimentos que deberás evitar para lograrlo

1. Lácteos. La leche y sus derivados como la mantequilla, el queso y el helado son uno de los alimentos que más afectan el acné. Esto se debe a su alto contenido en grasa y a sus precursores hormonales que contribuyen a la producción de sebo. Un problema que estimula la aparición de granos y puntos negros en el rostro. Así lo confirma un estudio publicado en Journal of the American Academy of Dermatology que encontró una estrecha relación entre el consumo de leche y el desarrollo del acné.

2. Harinas. Un estudio realizado por investigadores de la RMIT University halló que una dieta rica en hidratos de carbono puede estimular la producción de sebo en la piel y empeorar el acné mientras que, al contrario, una dieta con una carga glucémica baja puede atenuar las consecuencias de este trastorno. Lo que sucede es que los hidratos de carbono como las harinas estimulan la producción de hormonas, uno de los mecanismos que se encuentran en la base de esta alteración.

3. Alcohol. El consumo de alcohol no solo aumenta el riesgo de la inflamación del hígado, sino que también es uno de los mayores predisponentes del acné. Esto se debe a sus elevados contenidos de azúcar que disparan la glucemia en sangre desequilibrando así los niveles hormonales y metabólicos del organismo. Como resultado, la piel también se afecta ya que es más propensa a inflamarse y produce más sebo lo que obstruye la adecuada transpiración de los poros.

Imagen del artículo

Tres alimentos que empeoran tu acné
  Consejos, Dietas, Salud y belleza