El síndrome de fatiga ocular: ¿Qué es y cómo prevenirlo?

sindrome_visual_informaticoEl síndrome de fatiga ocular también conocido como astenopia se ha convertido en una de las alteraciones visuales más comunes de la última década. De hecho, una encuesta realizada por el Colegio Oficial de Ópticos Optometristas de Cataluña reveló que 7 de cada 10 españoles sufre este trastorno. Lo peor es que con el uso cada vez más frecuente de los ordenadores y libros electrónicos su incidencia lejos de disminuir ha aumentado exponencialmente y se prevé que continúe haciéndolo.

Básicamente, se trata de una alteración de la vista que provoca cansancio ocular, tensión, pesadez en los ojos, visión borrosa o doble, escozor o sensación de quemazón ocular, lagrimeo y enrojecimiento en los ojos. También es usual que provoque mareos, dolor de cabeza, ansiedad, dolor cervical y contracturas en la espalda. Por lo general, estos síntomas suelen ser más comunes al final del día, sobre todo si se ha mantenido una postura inadecuada delante del ordenador, si se ha fijado la vista durante muchas horas o si se ha tenido una mala iluminación.

Afortunadamente, existen algunas estrategias para prevenir este trastorno y mejorar la salud de nuestros ojos. El Consejo General de Colegios de Ópticos y Optometristas nos ofrecen algunas recomendaciones.

Tres consejos para cuidar tu salud ocular

1. Toma breves períodos de descanso. Mantener la vista fija mientras lees o trabajas no solo precisa un gran esfuerzo ocular, sino que también agota tus ojos. Además, se conoce que mientras se mantiene fija la vista el parpadeo disminuye de 20 a 5 veces por minuto, lo cual puede provocar reseques y otros problemas visuales. Una manera excelente de prevenir el cansancio ocular es tomando pequeños descansos de aproximadamente cinco minutos entre lectura o actividades. Mientras que para estimular el parpadeo se pueden hacer algunos ejercicios oculares desviando los ojos 20 veces de un lado a otro y, de arriba abajo.

2. Mejora las condiciones de trabajo y lectura. Tan importante como darle descanso a la vista lo es mantener las condiciones de trabajo y lectura adecuadas. En este sentido, los expertos recomiendan alternar las distancias de visión, cerca y lejos, para relajar los ojos. Asimismo, es aconsejable trabajar con luz natural tenue antes que con la luz artificial, aunque en ambos casos se deben evitar los reflejos sobre la pantalla o el objeto donde se fije la vista. También puedes suavizar el brillo y el contraste de la pantalla para mejorar la visualización del texto y configurar su frecuencia entre 70 Hz y 75 Hz.

3. Adopta la postura adecuada. Los estudios han demostrado que la distancia ideal para fijar la vista en el monitor o cualquier otro punto de referencia mantenido es de 60 centímetros. Si se trata de fijar la vista para leer entonces la distancia óptima sería entre 35 y 40 centímetros. Sin embargo, también es importante mantener el punto visual al nivel de los ojos, evitando que quede demasiado bajo o elevado en comparación con la cabeza. Asimismo es clave mantener una postura recta, tu espalda y tus ojos lo agradecerán.

Imagen del artículo

El síndrome de fatiga ocular: ¿Qué es y cómo prevenirlo?
  Consejos, Enfermedades