Tomate un tiempo para relajar tú cuello y tus brazos

Hoy en día todo mundo está corriendo. El tiempo apremia y el estrés es cada vez más grande. Con suerte si tienes tiempo para el ejercicio. Pero todo esto puede llevarte a que tu rendimiento decaiga por causa de los nervios, que repercuten directamente en tu cuerpo.

Los dolores musculares frecuentes a causa del estrés pueden dificultar que llevas a cabo tus actividades y resultarán muy peligrosos para tu salud. Y el cuello y los brazos son dos de las partes del cuerpo que más sufren este estrés. Peso es necesario que te detengas unos minutos al día e intentes relajarlos.

Lo primero que debes hacer es buscar un lugar donde puedas estar tranquilo y sólo, sin ruidos ni personas que puedan distraerte. Intenta olvidar por un instante las situaciones estresantes que estás afrontando.

Para relajar el cuello, siéntate en una silla con la espalda bien apoyada en el respaldo, pero sin tensar. Ubicala cerca de una mesa y apoya los codos en ella. Pon tus manos tras la nuca y la cabeza un poco hacia adelante. Con las manos, empuja la cabeza hasta que el mentón toque el pecho y mantén esa posición con los ojos cerrados durante unos segundos.

Luego toma con tu mano derecha el mentón y gira tu cabeza hacia la derecha. Vuelve a mantener esa posición por algunos segundos, y entonces gira hacia la izquierda y repite lo mismo.

Esto puede complementarse con un ejercicio para relajar los brazos. Puedes hacerlo sentado o de pie, aunque la primera opción es mucho mejor. Para esto flexiona los codos apoyando la yema de los dedos sobre los hombros. Luego flexiona también los hombros, subiendo los codos un poco y dibuja con estos círculos, moviendo ambos codos hacia el mismo lado. Repite esto unos segundos y luego cambia al sentido inverso.

Recuerda: es muy importante que te mantengas relajado en todo el movimiento.

Imagen del artículo

Tomate un tiempo para relajar tú cuello y tus brazos
  Consejos, Salud y belleza