¿Tiene piel grasosa?

A usted le gustará el brillo del sol, pero si tiene piel grasosa, probablemente aborrecerá ese brillo en sus mejillas y en su frente. Así como algunas personas nacen con piel seca, otros nacen con piel demasiado grasosa. La piel grasosa es básicamente un problema genético. Si su madre o su padre tuvieron la piel grasosa, las probabilidades son grandes que usted también las tendrá.

Las hormonas también juegan un papel importante.  A menudo vemos gente con piel grasosa que están en la adolescencia o en sus veinte años, gente que está pasando por cambios hormonales. Pero la piel grasosa no solo afecta a adolescentes y a los adultos jóvenes. Muchas mujeres notan problemas de piel grasosa durante el embarazo, cerca del momento de su período menstrual, o en la menopausia. Incluso algunos tipos de pastillas anticonceptivas pueden aumentar la cantidad de aceite en la piel.

Uno de los mitos más grandes sobre la piel grasosa es que causa acné. El acné se produce cuando el aceite queda atrapado debajo de los poros de la piel y se contamina con bacterias. Cuando usted tiene piel grasosa, el aceite no queda atrapado por que está llegando a la superficie de la piel.

La buena noticia sobre la piel grasosa es que mantiene la piel luciendo más joven. Con el tiempo, las personas con piel grasosa tienden a arrugarse menos que las personas que tienen piel seca o normal. Aunque usted no puede alterar su genética o controlar completamente sus hormonas, hay muchas cosas que puede hacer para superar su piel grasosa.

No obstante, en la mayoría de los casos, la piel grasosa se puede tratar en casa. Sin embargo, usted debería de llamar al medico si:

  • Le aparece acné
  • Nota un cambio repentino en su piel (por ejemplo, si repentinamente cambia de seca a grasosa)
  Consejos, Salud y belleza