Tener una meta en la vida puede reducir el riesgo de enfermedad cardiaca

Propósito en la vida¿Alguna vez te has preguntado cuál es tu principal meta en la vida? Muchas personas pasan toda su vida sin conocer realmente a dónde se dirigen y por qué toman ese camino y no otro. De hecho, existen personas que prefieren disfrutar su presente a plenitud sin preocuparse por cumplir una meta o un objetivo a largo plazo. Sin embargo, aunque la ciencia ha demostrado que tener un objetivo en la vida nos ayuda a mantenernos motivados y con ganas de vivir, ahora los científicos han encontrado que tener un propósito en la vida puede ser mucho más positivo de lo que pensamos.

Un reciente estudio publicado en Psychosomatic Medicine: Journal of Biobehavioral Medicine ha desvelado que las personas que tienen un objetivo tienen una esperanza de vida mayor y un riesgo de enfermedad cardiovascular menor.

Un objetivo puede cambiar tu vida

La investigación realizada por investigadores del Hospital Monte Sinaí San Lucas-Roosevelt, de Nueva York analizó la relación entre los objetivos en la vida y el riesgo de muerte y de enfermedad cardiovascular en más de 136.000 participantes que formaron parte de diez estudios estadounidenses y japoneses previos. Estas personas fueron analizadas durante siete años y en ese período murieron 14.500 participantes por diversas causas y 4.000 sufrieron eventos cardiovasculares. El estudio desveló que las personas que tenían claro su propósito en la vida vivían más tiempo y tenían un riesgo menor de sufrir eventos cardiovasculares.

Si bien ya se conocía que los factores negativos de riesgo psicosocial como la ansiedad, el estrés y las preocupaciones podían afectar la salud y aumentar el riesgo de morir, el hecho de que los factores positivos pudieran tener un efecto contrario y además, ser beneficiosos para la salud sorprendió a los investigadores. Los expertos explican que aunque se necesitan más estudios para determinar cómo inciden realmente los objetivos de la vida en la promoción de salud y la prevención de enfermedades, la causa pudiera estar relacionada con los mecanismos fisiológicos de nuestro cuerpo.

Resulta que nuestro cuerpo suele almacenar todo lo que en él sucede, desde la memoria de sus propias respuestas al estrés hasta el recuerdo de su sensación de bienestar. Por tanto, los investigadores consideran que la acumulación de la energía y la motivación que genera tener objetivos en la vida provocan un efecto positivo en el cuerpo que puede alargar la vida y prevenir las alteraciones cardiovasculares.

Imagen del artículo

Tener una meta en la vida puede reducir el riesgo de enfermedad cardiaca
  Consejos, Estudios