Semillas de girasol

No siempre es fácil llevar una dieta saludable que incluya varias comidas al día cuando pasas todo el tiempo fuera de tu casa: Si eres de las personas que no se la pasa sentada en una oficina y, además del poco tiempo para cocinar no puedes cargar viandas saludables para tus colaciones, vamos a hablarte de una excelente alternativa: las semillas de girasol, un snack saludable.
Veamos entonces lo que dice un análisis nutricional de estas semillas. No se trata de un producto de pocas calorías que podamos comer sin parar. La moderación será clave, ya que 100 gramos de semillas de girasol tienen más de 500 calorías. Incluso, las semillas se componen de un 47% de grasa. Pero, la buena noticia es que se trata de grasas insaturadas, que no elevan el colesterol y que, consumidas con moderación, son muy beneficiosas para la salud.
En cuanto a los macronutrientes, las semillas también tienen un 8,5 % de hidratos de carbono y un 28 % de proteínas, lo que lo convierte en un alimento muy completo.
Pero esto no es todo, ya quqe las semillas de girasol también aportan importantes minerales como el magnesio, calcio, potasio y fósforo. Esto, sumado a su alto contenido de vitamina E, y un gran aporte de fibra que ayudará a nuestra digestión y ayudará si realizamos una dieta de adelgazamiento. Pero, claro, siempre consumiéndolas con moderación.
Un aspecto a tener en cuenta es que es mejor consumir las semillas de girasol sin sal, ya que en su versión salada, el contenido de sodio es muy elevado. De todas formas, si comes un puñado a diario la cantidad tampoco será significativa.

Imagen del artículo

Semillas de girasol
  Consejos, Dietas