Ropa cómoda para tus músculos

Algunas personas gustan de exhibir sus músculos vistiendo ropa sumamente ajustada. Sin embargo, con esto no sólo están poniendo una incomodidad al entrenamiento, sino que dificultan el trabajo muscular.
Lo que ocurre es que la ropa muy ajustada hace más difícil la circulación sanguínea en las zonas donde la ropa aprieta, como así también impide la evaporación correcta de líquidos. Cuando entrenamos, la irrigación sanguínea aumenta en la zona trabajada, ya que esta requiere de más nutrientes que viajan en la sangre. Por ello, para no obstruir este proceso natural propio del entrenamiento es mejor que la ropa no nos ajuste tanto.
Además, como resultado de estos esfuerzos, las sustancias que quedan como descecho se evaporan. Es por eso que para lograr liberar correctamente las sustancias tóxicas que quedan como resultado de múltiples contracciónes musculares es necesario usar una vestimenta cómoda.
Por último, es bueno tener en cuenta que al ir al gimnasio vamos a entrenarnos y no a un desfile de modas. Es por eso que necesitamos de comodidad para los movimientos. Si quieres lucir el fruto de tu entrenamiento, debes preocuparte primero en hacerlo efectivo y gozar de los beneficios que este aporta.
Ya lo sabes, la próxima vez que te prepares para ir al gimnasio deja uin poco de respiro a tus músculos y no dejes que la ropa te apriete tanto.

Imagen del artículo

Ropa cómoda para tus músculos
  Consejos, Ejercicio físico