Remedios caseros para combatir la alergia primaveral

Remedios caseros para combatir la alergia primaveralCuando el invierno se despide definitivamente de nosotros, llega un temido enemigo: la alergia primaveral. La variante más extendida es la alergia al polen y para muchas personas puede convertirse en un verdadero dolor de cabeza. No obstante, existen numerosos remedios caseros que te ayudarán a combatir este problema y mantener bajo control los síntomas.

Conocer al enemigo

Si sufres de alergia al polen, debes saber que existen diferentes tipos de plantas y seguramente no serás alérgico a todas. Identifica cuáles son las que te hacen más daño y planifica tu agenda según las horas de máxima emisión de cada planta intentando no estar al aire libre durante los picos de emisión. Mantenerte al tanto de los niveles actuales y de las predicciones de pólenes que ofrecen los puntos de información aerobiológica será de gran ayuda.

Cambiar la alimentación

Algunos alimentos agudizan los síntomas de la alergia. En realidad puede ser la comida que menos esperes, lo mismo un vaso de leche que un filete. Por tanto, mantente atento a tus reacciones cuando comes. Recuerda que siempre es preferible comer las frutas y las verduras cocinadas ya que algunas, como el apio, pueden provocar reacciones graves.

Otros remedios caseros son:

– Consumir más pescado, sobre todo los que son ricos en ácidos grasos omega-3 ya que esta sustancia tiene un elevado poder antiinflamatorio y reduce los síntomas de la alergia.

– Reducir el consumo de proteínas, sobre todo las carnes rojas, los huevos y los productos lácteos puesto que se conoce que estos aumentan las reacciones alérgicas.

– Aumentar el consumo de vitamina C ya que esta sustancia actúa como un antihistamínico. Las naranjas, limones, los pimientos y el kiwi serán tus aliados.

– Apostar por el rábano picante, sobre todo si te sientes congestionado. Si lo rayas en un vaso de agua y le añades una cucharada de miel, esta raíz aumentará las secreciones y te ayudará a eliminar la mucosidad.

– Aumentar el consumo de alimentos ricos en quercetina como la cebolla, la manzana, los cítricos, las coles, los arándanos y las peras. Este flavonoide tiene la capacidad de estabilizar las células del sistema inmunológico que liberan la histamina y causan los problemas alérgicos.